Wednesday, 28/10/2020 | 5:41 UTC-6
InterSIP Noticias

Límites a Temprana Edad

Límites a Temprana Edad

Post by relatedRelated post

Límites a Temprana Edad

Por Liliana Garcia Navarro

LILIANA

Hay padres de familia que tienen sus hijos pequeños de un año o dos años de edad y se desesperan por no saber cómo educarlos. La Educación de los hijos comienza desde los 2 años de edad ya que es muy importante para su crecimiento.

Los niños a los 2 años de edad son una esponjita que absorbe todo lo que ve, ya sea en casa o fuera de ella; a esa edad se dan cuenta de todo, aunque parezca que no lo hacen, ya que los padres piensan que por verlos tan pequeñitos creen que no se dan cuenta de nada, pero es muy importante comenzar a educar a los hijos desde los dos años de edad.

El poner límites desde los dos años formara un adulto responsable el día de mañana. La responsabilidad debe inculcarse desde la niñez para que cuando crezcan no se conviertan en cobardes y huyan de los problemas que enfrentan.

Hay que invitar a los niños a ser responsables de las cosas que él hace. No significa cargar al niño, sino enseñarle a ser buenas personas desde la infancia. Si no se le enseña tan pronto como sea posible, a alguien le resultará difícil ser mentalmente responsable cuando crezca.

Se puede inculcar la responsabilidad en niños de dos años o cuando los niños han sido invitados a comunicarse. El truco es invitar a los niños a limpiar el área donde jugaron recogiendo algunos juguetes una vez que han terminado de jugar; e invitarlos a que los vuelvan a colocar en la caja en donde estaban o asignarles un lugar para acomodarlos de manera ordenada.

Para poder educar a los niños de dos años hay que comenzar con el ejemplo. Como padres tendrían que poner el ejemplo desde cómo se tratan entre si delante de los hijos, es decir, el no discutir con tu cónyuge o no pelear delante de ellos, sino al contrario. Hay que tratarse bien delante de ellos con amor y educación ya que son los adultos y deben comportarse como tal.

Porque ellos absorben todo lo que ven y si ven que entre los padres discuten y el padre le dice a la madre insultos; el niño aprenderá también a insultar a su madre como lo hace su padre y el día de mañana cuando sea un adolescente no respetara a su madre, hasta podría llegar a golpearla y ser violento con los demás.

La madre es la primera figura como uno de los padres y también con el que convive más los menores de edad, esto puede representar una fortaleza como imagen o bien un flanco débil en la casa. Es por eso que el padre siendo la figura de autoridad, deba dar el ejemplo de respeto y consideración hacia la madre, por tanto, todos los demás están implícitamente obligados a hacer lo mismo.

El consentir y malcriar a los hijos dándoles todo lo que piden no debe ser, hay que enseñarles desde esa edad que no todo se puede tener en la vida, que aprendan la palabra: NO.

El querer darles todo lo material tratando de compensar el tiempo que no están con sus hijos es un grave error que el día de mañana será un problema social propio del siglo actual, pues gran parte del problema suele ser que la familia no tiene un concepto claro de la autoridad y su sistema disciplinario o de límites permisivos; en pocas palabras los papas no quieren hacer la función de padres si no de amigos de sus propios hijos.

 La figura paternal en la actualidad es más de amigos que padres, y crean adolescentes caprichosos que no toleran la frustración.  Un adolescente que nunca se le puso límites en la infancia, esto significa que siempre hay que decirle sí a todo, porque de lo contrario explotara en berrinches hasta que no se le complazca.

El educar a los hijos con límites claros y esforzarnos cada día por ellos en edades tempranas hará un adulto responsable con valores y un gran padre el día de mañana. www.intersip.org