Wednesday, 28/10/2020 | 4:55 UTC-6
InterSIP Noticias

La pena no te salvara

La pena no te salvara

Post by relatedRelated post

La pena no te salvara

Por Liliana Garcia Navarro

LILIANA

El día 27 de febrero del 2020, dio inicio el coronavirus en México; siendo el primer caso confirmado en la Ciudad de México, y se trató de un mexicano que había viajado a Italia.

Quién iba a pensar en esos momentos que esto llegaría a tantos casos en todo México, ahora sí que nadie se lo esperaba. Recuerdo al inicio de este año 2020, mi esposo me dijo que teníamos que prepararnos en comprar cubrebocas, gel antibacterial, alcohol y lentes.

Yo la verdad le dije: “No crees que es muy precipitado”.

Él me dijo: “Es mejor estar preparados; se puede escasear todo cuando esta enfermedad llegue a México, acuérdate cuando paso lo de la influenza se escaseó el gel antibacterial y los cubrebocas. No quiero que nos pase lo mismo y estar sufriendo con la escases”.

La verdad se me hacía muy precipitado, pero le dije, “muy bien vamos a comprar”, y ahora no me arrepiento de estar preparada; porque me siento más segura y tranquila. Cuando nos llegaron los cubrebocas que pedimos en línea y con todas las especificaciones que se necesitan y también filtros extras, se me hicieron bonitos, pero pensé en no tener que usarlos.

De pronto cuando veo la noticia en televisión del primer caso, le dije a mi esposo tenías razón, me acuerdo que desde principios de marzo mi esposo salía a su trabajo y el ya comenzaba a usar su cubrebocas.

Me platico que un niño se burló de él, diciéndole a su mama, “mira él tiene coronavirus”, y mi esposo me dijo que si usaba el cubrebocas no es porque tenga coronavirus es para protegerme de quien lo tenga, con esa mentalidad usamos los cubrebocas más vale prevenir que lamentar.

En ese tiempo había gente que le daba pena usar cubrebocas, pero con la pena no se vive, así que hay que tomar precauciones usando correctamente cubrebocas.

Así fue como comenzamos a cuidarnos mucho y nos fuimos acostumbrando a usar cubrebocas porque el traer un cubrebocas no significa que estemos enfermos, significa que “NO” queremos estar enfermos, es decir, que nadie nos contagie.

Hoy en día me toca ser chofer de mi esposo para hacer las compras, el entra al supermercado obviamente muy bien protegido con cubrebocas, lentes y guantes. Yo lo espero en el auto y es como me di cuenta que ya casi un 80% de la gente se protege con cubrebocas, lentes y guantes.

Todavía hay uno que otro que le da pena, mis respetos para los que se protegen y se cuidan para no enfermarse; ya que esto, no es un juego es de mucha responsabilidad de todos. No dejemos nuestra propia responsabilidad de cuidarnos a nosotros mismos y a los demás en manos del Presidente de la República Mexicana.

De acuerdo a las estadísticas mencionan más afectación a los hombres que a las mujeres; será porque se exponen más los hombres saliendo a trabajar y hacer el mandado porque las mujeres, deben quedarse en casa cuidando a los niños y aparte de tener la carga muy pesada de las labores de la casa ahora ya son maestras de sus hijos.

La verdad de las cosas es que las medidas de prevención en nuestro estado de Coahuila, del Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, junto con nuestro Alcalde de Saltillo Manolo Jiménez Salinas; merecen mis respetos y admiración que todo esto lo vieron con mucha anticipación sin ayuda del Presidente de México y el Gobierno Federal.

Están haciendo milagros con los recursos del estado de Coahuila, ya que el Gobierno Federal no ayuda para que esta enfermedad no avance más y no haya más vidas que lamentar.

Somos privilegiados de tener un muy buen gobernador. Hay que valorarlo mucho por todo lo que hace por nuestro estado de Coahuila; en cambio, en la Ciudad de México van de mal, en peor sin tomar medidas preventivas y queriendo resolver muy tarde ahora que ya se elevaron los casos de Covid-19 en Ciudad de México.

Porque en la ciudad de México se quedan en puras estadísticas y graficas sin actuar de manera contundente, rápida y eficaz como lo esta haciendo nuestro Gobernador de Coahuila, Riquelme Solís, y sería mejor que la federación debería tomarlo como un ejemplo a seguir.

Recuerden que esta enfermedad del Covid-19 depende de cada uno de nosotros; en tener la responsabilidad consigo y los demás tomando todas las medidas necesarias, usando cubrebocas, lentes y guantes para cuidarnos a nosotros y a los demás, pero eso sí; sin tener pena, que eso de tener pena no te salvara del Covid-19. www.intersip.org