Wednesday, 28/10/2020 | 5:29 UTC-6
InterSIP Noticias

Discriminación bancaria

Discriminación bancaria

            OPINIÓN

            Por Guillermo Robles Ramírez

            Discriminación bancaria

GuillermoRobles perfil columna

            Menos del 20 por ciento de la población arriba de los 15 años tiene una cuenta bancaria, aquellas que le llaman de ahorro. Ahora bien, para aquel sector de la población que cuentan con un ingreso de uno o dos salarios mínimos les resulta imposible tener una, más que aquellos afortunados que están dentro de la formalidad y se les paga por medio de una tarjeta de nómina, pero eso no necesariamente necesita tener cuenta bancaria, más que el dueño de la empresa.

            Ante una población mayoría en pobreza en donde la óptica de las instituciones bancarias solo en ese sector menos del 4 por ciento es viables para tener acceso a un crédito bancario son uno de los tantos factores que contribuyen la desigualdad económica en el país.

            Las microfinancieras se dedicaron a atender este nicho de la población en donde los bancos discriminan a la población que no tienen acceso a una banca tradicional, no cuentan con historial crediticio, aval y/o algún otro tipo de garantía.

            Desde hace algunos años atrás la red microfinancieras ProDesarrollo, ha sufrido de la discriminación de los bancos al cierre de estas cuentas bajo el argumento de incumplir con las políticas del banco, que por cierto mismas que no están escritas en ningún contrato de las instituciones financieras, sino estas son determinadas al libre albedrío.

            Una política que usan para cancelar cuentas bancarias aun cuando estos cumplen con toda la normatividad y fuera de riesgos como es el lavado de dinero o posibles actos terroristas.

            Y aunque la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, mejor conocido por sus siglas CONDUSEF, ha recomendado a las instituciones bancarias de dejar atrás este tipo de prácticas por considerarse como discriminación bancaria. Aun algunos bancos siguen haciendo de las suyas, muy a pesar de que han recibido multas por el incumplimiento del contrato de dichas cuentas que no pueden estar por encima de las políticas internas bancarias y no escritas dentro de un contrato.

            No siendo suficiente en la capital de Coahuila, las instituciones bancarias, en específico Scotiabank aplicó una vez más la discriminación bancaria, pero a una cuenta de Persona Moral, quien al día de hoy ha cumplido dentro de la normalidad o sin observaciones en su Constancia de Situación Fiscal, así como positivo en la Opinión del Cumplimiento de Obligaciones del SAT.

            Scotiabank tomó la decisión y sin previo aviso de cancelar esta cuenta por no cumplir las políticas internas del banco con en el objeto del acta constitutiva, es decir, a lo que se dedica dicha empresa de Sociedad Anónima de Capital Variable. Sin más explicaciones al representante legal, y después de 26 años de haber aperturado la cuenta bancaria en Scotiabank de manera ininterrumpida de actividades y declaraciones fiscales en tiempo y forma, el banco se dio cuenta que no le convenía siendo la decisión del banco de cancelar sin previo aviso la cuenta y discriminando la honesta labor mercantil por no estar dentro de sus políticas. Aunque no existe alguna por escrito dentro algún contrato y firmado con su rúbrica por parte del representante legal.

            En estos momentos el negocio mercantil, no sabe si debería de estar agradecido, puesto que este tipo de acciones por parte de cualquier institución bancaria, hace pensar la carencia de la estabilidad financiera de Scotiabank, después de haberle dado un servicio durante 26 años.

            La discriminación bancaria a Personas Morales, deja un mensaje al sector comercio, en donde tratan de decir que un banco, está a punto de su quiebre y no tiene la solides para seguir brindando el servicio a cuentas que existían mucho antes que se formara Scotiabank, ya que este fue fusionado anteriormente cuando existía Multibanco Comermex SA, después Banco Inverlat y ahora se conoce como Scotiabank. Ahora sí que para los clientes bancarios de dicha institución deberán tomar sus precauciones o pensarlo dos veces para que tomen una buena decisión que no les llene de incertidumbre, pues como dice el dicho, “cuando el río suena, agua lleva”. ¡Mucho ojo! (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org