Saturday, 5/12/2020 | 12:07 UTC-6
InterSIP Noticias

Con hechos, no palabras

Con hechos, no palabras

Post by relatedRelated post

            OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

            Con hechos, no palabras

GuillermoRobles perfil columna

Soy de la fuerte convicción que cuando tienes un empleado bien pagado, siempre será alguien leal a tu negocio. Igualmente, funcionarios públicos y personal que se encuentra subordinado ante cualquier autoridad de gobierno si tienen buenos sueldos serán más honestos, porque no se ven tentados a cometer delitos de corrupción.

Bajo esta misma línea, además de dignificar una de las profesiones que se enfrentan ante el peligro para combatir la inseguridad, además de estar en alto riesgo para hacer cumplir a los ciudadanos que no cumplen con los lineamientos del confinamiento de salud debido a la pandemia. Me parece importante resaltar las acciones que están haciendo el Gobernador de Coahuila, el Ing. Miguel Ángel Riquelme Solís y el Alcalde de Saltillo, el Ing. Manolo Jiménez Salinas en mejorar las condiciones laborales a los elementos de las corporaciones policiacas.

Coahuila se convierte en la cuarta entidad federativa con los mejores salarios, al mejorar un incremento salarial aproximadamente del 46 por ciento, evidentemente sin la participación del gobierno federal.

Muy a pesar de esos recortes presupuestales de la Administración de López Obrador, en el rubro de seguridad; tanto Riquelme Solís, como Jiménez Salinas han entregado un poco más de 18 millones de pesos a la Comisión de Seguridad y Protección Ciudadana.

Seguramente una lección a nivel nacional porque el tema de seguridad es prioridad en Coahuila y Saltillo.

Y es comparativo con el resto del país, porque se ha visto los altos índices de inseguridad en nuestro país han obligado a que cualquier persona sin importar su ocupación invierta en su seguridad.

Existe desde lo más básico como instalación de rejas a ventanales y puertas, levantar muros, bardeado y reforzar con vidrios, picos de fierro hasta cercos eléctricos, cámaras de seguridad, perros en las azoteas entre otros muchos más.

Cualquier persona busca seguridad por su cuenta de tal forma que lo que antes era un lujo hoy se convierte en una necesidad. Antes se pensaba que los más vulnerables eran aquellos de la clase alta por razones obvias, es decir, tener más dinero, sin embargo, ahora los niveles de pobreza son indicadores reflejados en su aumento en el crimen organizado, así como los secuestros exprés.

Pero solo aquellos de la clase social alta son quienes recurren cada día más a la necesidad de tener además de un transporte bien blindado, el uso de un guardaespaldas.

Según datos de la desaparecida Sociedad Mexicana de Guardaespaldas, afirmaban en el 2008, que existían en todo el país 18 mil guardaespaldas de los cuales 500 fueron agremiados de dicha organización. Después de ello se empezó a “prostituir” la profesión de guardaespaldas, en donde ya cualquiera podía ser y contratando a muchos jubilados que habían pertenecido al Ejercito Militar.

La profesión de guardaespaldas quedó en un mito en donde actualmente y por desgracia se convirtieron en verdaderos escoltas de latón, elementos mal improvisados, mal pagados y sin prestaciones de ley en donde ninguna autoridad sabe con exactitud cuántos de ellos hay ya que cada vez tanto expolicías y exmilitares o aquellos elementos de seguridad que no han pasado la prueba de confiabilidad se unen a este gremio o son contratados por empresas “dizque” de seguridad.

La fuerte convicción de Miguel A. Riquelme Solís, y Manolo Jiménez en apostarle a la seguridad, aunque los diputados federales de Morena quitaron el Subsidio para el Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública (FORTASEG), antes conocido como el SUBSEMUN, siendo en concreto, los recursos municipales para la seguridad. Ellos dos y como dice Manolo pues buscan recursos propios y “pa ´delante”.

Las acciones del gobernador coahuilense y el alcalde de Saltillo, es sin duda un fuerte compromiso con la gente para reactivar la economía, la salud y la seguridad con verdaderas acciones y no con declaraciones estúpidas “…téngame fe…”, porque con hechos es como se demuestra el verdadero interés. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org