Saturday, 17/4/2021 | 8:29 UTC-5
InterSIP Noticias

Hay que poner un granito de arena

Hay que poner un granito de arena

Post by relatedRelated post

            OPINIÓN

            Por Guillermo Robles Ramírez

            Hay que poner un granito de arena

GuillermoRobles perfil columna

            Para quienes viajan por carretera ya sea por cuestión de trabajo o turismo, sabrán sobre la importancia del embellecimiento de las entradas de cada ciudad. Considero que es como una tarjeta de presentación de una persona o cuando conoces a alguien, la primera impresión es la que cuenta.

            Por motivo de mi trabajo he tenido la oportunidad de viajar y conocer las 38 cabeceras municipales y es lamentable decirlo que, en su mayoría de la entrada de los municipios de Coahuila, lucen muy descuidadas y sucias. Para cualquier turista e incluso coahuilenses la primera imagen que viene en mente es que se trata de una ciudad sucia y en abandono, por sus autoridades locales.

            Si hay un edil que niegue que la entrada de su ciudad es sucia, es porque seguramente no sale de su municipio o igual son de los que viajan en avión, avioneta o helicóptero siendo que desde las alturas lo sucio y los baches nunca se ven.

            En la capital de Coahuila hace mucho tiempo que el embellecimiento de la ciudad no solo es en sus áreas verdes como son los parques o plazas, sino también en la entrada y salida de Saltillo.

            En un programa del Alcalde, Manolo Jiménez Salinas; para la remodelación de imagen de la ciudad viene incluido una de sus avenidas principales como es el Blvd. V Carranza, que dio inicio a partir del martes de esta semana y en la cual las autoridades locales dieron aviso a la ciudadanía e informando las rutas de circulación para las zonas que parcialmente estarían cerradas.

            Lo que se ha visto en ese tramo es algo que no se había hecho durante algunos años que es la reparación de su camellón central que ha sufrido infinidad de daños causados por el impacto de vehículos de todo tipo por el exceso de velocidad de los conductores que transitan ahí, una situación que se ha denunciado frecuentemente por su servidor sobre los malos hábitos que tienen los dueños de vehículos que transitan en La Atenas de México, es decir, Saltillo.

            La alta velocidad, la imprudencia de los conductores, así como la falta de respeto a los señalamientos viales y semáforos es lo que predomina en los automovilistas saltillenses y si a eso le agregamos la apatía y falta de interés de parte de los agentes de tránsito y vialidad de Saltillo que no hacen ni el mínimo esfuerzo por hacer cumplir el reglamento de vialidad.

            La mayoría de los ciudadanos que conducen en Saltillo, tienen medido a los agentes de tránsito y vialidad, de ser unos peleles. Así fue el caso demostrado el día del inicio de embellecimiento de la avenida V. Carranza que apenas el martes de esta semana estaba advirtiendo las autoridades locales a la ciudadanía sobre las posibles molestias que causarían por el cierre parcial de esta vialidad, y más tardó la logística del municipio para prevenir a los ciudadanos de tener cuidado, que una conductora en impactarse sobre el Blvd. V Carranza justo sobre donde se encontraba el filtro de Tránsito y Policía Municipal, destrozando su auto contra las ballenas de contención por exceso de velocidad.

            Los conductores saltillenses saben que esta parte del corporativo que integra la Seguridad Pública del Ayuntamiento, además de manchar la buena imagen y percepción que se tiene en el tema de seguridad en la capital coahuilense, no muestran interés alguno de su labor y los automovilistas a sabiendas hacen lo que quieren aun estando la presencia de agentes de tránsito.

            En lo personal cada vez que veo un agente de tránsito que está parado sobre algún semáforo para “dizque”, cuidar el orden, se encuentra “bobeando”, con su celular, y si está con algún compañero o compañera ahí están atacados de la risa y enseñándose o compartiendo algo que tienen en sus celulares.

            El descaro de pasarse el semáforo en rojo con presencia o ausencia de un agente de tránsito es lo mismo, siendo cada vez más frecuente en puntos muy detectable de la ciudad. Un ejemplo de ello es el cruce debajo del puente principal Saltillo-Arteaga, para ingresar sobre Blvd. Eulalio Gutiérrez Treviño o mejor conocido como Paseo Valle de las Flores, en donde se ha hecho una costumbre de no respetar el semáforo en color rojo y continúan pasándose los vehículos como si no existiera ninguna señalización.

            No va servir de nada el embellecimiento de la ciudad si no se trabaja en sinergia con el resto de otros Departamentos municipales y tan importantes como es tránsito y vialidad, porque parte de embellecer una ciudad es mantenerla así, y si en el Blvd. Venustiano Carranza, las autoridades de tránsito no hacen su trabajo, seguirán conductores y conductoras imprudentes a exceso de velocidad, impactándose y/o causando destrozos como es el camellón central de esta principal vialidad.  (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org