Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Su salvación, la creatividad

            OPINIÓN

            Por Guillermo Robles Ramírez

            Su salvación, la creatividad

GuillermoRobles perfil columna

            Eternamente, los municipios no solo de Coahuila, sino los 2,457 en que está compuesta la República Mexicana, enfrentan similar situación que la mayoría de estas tierras de don Francisco I. Madero y Agustín Ramos Arizpe.

            Me refiero concretamente y sin excepción que los 38 que tiene esta Entidad, de siempre han estado a expensas de las migajas que les envían los gobiernos federales en turno, porque muchas de esas comunidades son productivas y rinden bastantes recursos al gobierno central, que por tradición y dizque porque así es el Federalismo, lo que no estoy de acuerdo en lo personal, reintegran o devuelven no más de 25 a 30 centavos por cada peso recaudado por la productividad de cada comunidad.

            Esas migajas son lo que se ha dado por llamar “participaciones federales”, es decir, yo “papá gobierno” te convido o comparto parte de las grandes cantidades de dinero que recojo de tus actividades productivas y, además de la mayor parte del pastel (impuestos) con que me quedo, te daré programas etiquetados, es decir, volvemos a “papá gobierno”, te dirá en que renglón estás obligado a invertirlos.

            En la actualidad, de los 38 municipios, no tienen resuelto el fondo de pensiones de sus trabajadores que eternamente fueron relegados de los beneficios de la seguridad social como es su retiro, atención médica, aguinaldo de fin de año, etc.

            El 100 por ciento, no tienen ni para caerse muertos, expresión dicha cuando la dura situación ya llegó a los aparejos, siendo tan grave su situación de escasez económica que a los jubilados se les mantiene en la misma nómina que quincenalmente firman durante los 30 o un poco más de años trabajados.

            Es decir, esos municipios ante la falta de creatividad y actuación desde años memorables fueron inflando año por año las nóminas y han llegado al “tope”, es decir, por más que les escarban a las participaciones federales, no encuentran salida al mal camino tomado por sus antecesores.

            Pero el tiro de gracia para los municipios de Coahuila, ha sido que desde que llegó la 4T, es decir, López Obrador, ha utilizado la política de austeridad extrema para atacar a las Entidades Federativas en donde no existen gobernadores del Partido Morena. Y no solo a los municipios sino también a las autoridades estatales, pensionados de sindicalizados del magisterio, así como universidades públicas siendo el caso de la Universidad Autónoma de Coahuila, a quien le dejó de enviar recursos federales y se ha hecho el occiso con pendientes de recursos desde el 2018, siendo el Gobierno del Estado quien ha sacado adelante el pago que le corresponde a la federación además de que no existe una igualdad en porcentajes de participaciones federales y estatales a la UAdeC, siendo mucho mayor al gobierno de los coahuilenses.

            Los municipios que enfrentan mayor problema por la situación de pensiones; al menos los principales son Monclova, Zaragoza, San Pedro de las Colonias y Ciudad Acuña, que se encuentran contra la espada y la pared, pues si no encuentran salida a su colapsada economía agravada por la obligación de crear los fondos de pensiones, derecho constitucional que tiene todo trabajador y no por ser empleado o servidor público está exento de ese beneficio de seguridad social tanto para ellos como para sus propias familias.

            La Auditoria Superior del Estado, ha manifestado sobre esta problemática que en la mayoría de los municipios y en los últimos 10 años sus nóminas han crecido un 45 por ciento, demostrando con ello una tremenda desproporción entre el ingreso directo y el gasto, renglón que se estima que por cada peso que ingresa por impuesto predial, se gastan 70 centavos en nómina, situación ya insostenible dejando al desamparado a su suerte si es que no actúan no solo a tiempo, sino más responsablemente.

            Es un hecho que la mayoría de quienes llegan a una Alcaldía, piensan para ellos mismos, dejando a la suerte y a las “buenas de Dios”, esperando todo de papá, pero ahora del gobierno del Estado, ha tratado el caso hasta el cansancio para ser repetitivo que cada municipio debe ser responsable de su futuro y suerte de los años venideros.

            La única salida que a esta gran problemática sugieren los conocedores en la materia, es que los actuales y futuros presidentes municipales de Coahuila, están obligados a ser más creativos para convertirse en verdaderos generadores de impuestos para no estar a expensas del famoso y ya cansado y trillado predial, ni tampoco a que el gobierno federal les extienda la mano para recibir limosnas.

No hay de otra: Aplicar los derechos e impuestos que vienen en sus presupuestos municipales mejorados por los propios Legisladores locales al abrirles los ojos para que cobren hasta por respirar, pero lo hagan y no cierren los ojos a una realidad. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org