Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Sube deserción escolar

Por el camino ascendente va la deserción en las escuelas secundarias del país, complicándose  cada vez más, al ir en un crecimiento sin freno, reconociendo ésta problemática de manera abierta las autoridades educativas federales.

Mi  Columna

Sube deserción escolar

Por Carlos Robles Nava

Por el camino ascendente va la deserción en las escuelas secundarias del país, complicándose  cada vez más, al ir en un crecimiento sin freno, reconociendo ésta problemática de manera abierta las autoridades educativas federales.

Alba Martínez Olivé, Subsecretaria Federal de Educación Básica, señala que la secundaria básica, ha dejado de ser atractiva para los jóvenes contemporáneos, lo que consecuentemente ha elevado a cifras insospechables la deserción o ausentismo en los centros educativos de nivel secundario.

Asevera la citada funcionaria federal del área educativa, que los estudios secundarios no están respondiendo a los adolescentes actuales, implicando ello la necesidad y urgencia de realizar un estudio profundo y a fondo además desde el punto curricular, la estructura de los estudios secundarios.

Se buscaría en primera instancia que las escuelas secundarias fuesen un reflejo de los jóvenes de esta generación que sientan reflejados sus intereses y preferentemente donde puedan aprender para seguir en su formación educativa del futuro inmediato.

Empero, contrariamente a las afirmaciones respecto a la deserción en las secundarias del país, expuestas por Alba Martínez Olivé, las estadísticas oficiales de la Secretaría Federal de Educación, indican que la deserción escolar se redujo del 8.3 por ciento existente en el año 2000, al 5.3 en el ciclo lectivo 2011-12.

Las máximas autoridades federales de la Educación en México, aseveran que anualmente y de manera constante cada año se reducen los índices de la deserción escolar, agregándose que la ausencia o deserción en los centros educativos a nivel secundario, es inferior a la que se tiene en el nivel medio superior en donde al menos por lo que hace al ciclo 2011 y 2012, anda en un 14.4 por ciento.

Ante las anteriores cifras que se le mostraron a la Sub Secretaria Federal de Educación Básica, respondió que el tema de que la deserción en las secundarias es un problema y que no va en descenso, sino por el contrario, “lo hemos descubierto poco a poco, pues no teníamos muy claro de que se nos estaban yendo los muchachos de la secundaria”:
Agregó que “había la percepción, porque además, así era, de que los estudiantes se iban en la educación media y se focalizó muchísimo el tema en la educación media y había la percepción de que solo ahí había un problema serio de deserción”.

“Es definitivo que hoy sabemos que esto no es así y sabemos que hay también un problema serio de deserción en las secundarias”, termina de esa manera sus declaraciones la Sub Secretaría Federal de Educación Básica.

En este enredo de palabras de la citada maestra Martínez Olivé, de si hay o no desde hace tiempo grave deserción en las secundarias, no hay dudas de que se les hizo bolas el engrudo a las autoridades federales de educación o directamente a la Sub Secretaría de Educación Básica, al dejar en ascuas y con una fuerte interrogación respecto a las estadísticas reveladas por la SEP Federal de que va para abajo la ausencia en las secundarias de México porque ya no les interesa a la juventud de los tiempos actuales.

¿A quién creerle?, sobretodo porque al menos en lo que va de este incipiente gobierno federal, al menos la Secretaría Federal de Educación no ha abierto su boca para encender los focos rojos sobre el grave ausentismo en las secundarias, desconociéndose además si en la tan mencionada reforma educativa se contempla instituir un nuevo plan educativo para las secundarias y que este nuevo modelo educativo básico, sea lo suficientemente bien planteado para que los jóvenes de hoy, futuros profesionistas del mañana, puedan perfilarse y canalizarse en  una educación hecha a su medida en una opción para que no abandonen las aulas. ¿Quién dice la verdad?.(www.intersip.org)