Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

A Elodio, se le pasó el toro

Eso de que hace más de cuatro años, una unidad “fantasma” de la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”, desvío 205 millones de pesos, es un cuento más del actual Rector, Eladio Cornejo Oviedo, como ha sido un cuento su gris y opaca administración en donde Cornejo, soltó toda su hiel que pudo y lo convirtió en Elodio.

Mi Columna

A Elodio, se le pasó el toro

Por Carlos Robles Nava

Eso de que hace más de cuatro años, una unidad “fantasma” de la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”, desvío 205 millones de pesos, es un cuento más del actual Rector, Eladio Cornejo Oviedo, como ha sido un cuento su gris y opaca administración en donde Cornejo, soltó toda su hiel que pudo y lo convirtió en Elodio.

Según revela información “supersecreta” de un diario saltillense, que de acuerdo a documentos que posee en su poder, “supuestamente” la Auditoria Superior de la Federación, detectó ese desvío o anomalía.

Los documentos, según también gracias a una fuente “super confidencial” de este columnista, fueron publicados en ese medio impreso, porque los proporcionó el mismo Elodio Cornejo Oviedo, en una reciprocidad con la propietaria de ese periódico, por la asesoría que del casi ex rector recibe por la atención en una quinta nogalera de que es dueña, al menos es lo que supuestamente sedice, igual de supuestamente que se señala como el desvío que se dice fue siendo ex Rector, Jorge Galo Medina.

En los documentos supuestamente acusatorios para Galo Medina, se dan fechas, cantidades y muchos pormenores de cómo fueron “desapareciendo” los 205 millones, sin embargo, y lo que lógicamente le resta seriedad a lo publicado es que Eladio Cornejo, no denunció ese millonario desvío en el primer año de los cuatro años que ha estado al frente de la administración de la Antonio Narro.

El cuento de Eladio de culpar de desvíos a su antecesor, no es cosa nueva ni cuento reciente, lo hizo a partir de la salida de Jorge Galo Medina y el inicio del propio Elodio y todo ha sido muchas palabras y nada de realidades.

La Auditoria Superior de la Federación, no se anda con cuentos, ésta revisa escrupulosamente los recursos que la Federación envía a gobiernos estatales y

municipales, así como instituciones educativas y otros organismos gubernamentales, marca observaciones y sino se cumple en los plazos señalados, actúa la autoridad como ya lo vive Coahuila en el caso del ex Tesorero Municipal de Torreón, Pablo Chávez Rosique, siendo alcalde Eduardo Olmos Castro, agregándose además una inmediata inhabilitación para seguir de servidor público en cualquier nivel.

Lo siguiente no es cuento, es la mera verdad y realidad, de acuerdo a información muy confidencial que recibió este columnista.

Toda la cuenta pública de la Universidad Antonio Narro, siendo Rector, Jorge Galo Medina Torres, fue revisada, auditada y aprobada por el mismo Consejo Universitario, independientemente de que los cierres de ejercicio fiscal fueron entregados a la Auditoria Superior de la Federación, sin tener una absoluta observación.

En sus cuatro años de Rector, Eladio jamás movió sus dizque “defensas” mostrando seriedad y documentación con los señalamientos que en este momento se están haciendo a “toro pasado”.

Para no pocos de adentro y fuera de la Antonio Narro, incluyendo a muchos de los elementos que han trabajado no para él, sino para la Universidad, todo el cuento del desvío de 205 millones de pesos ha sido una verdadera pantomima, falsedad y un mero cuento para distraer la atención sobre las fuertes acusaciones que se están haciendo a 29 días de que Elodio entrega su “desadministración” por no decir “desmadre” en que se convirtió su período de cuatro años en que se antepusieron los señalamientos y acusaciones por sus malos manejos.

Eladio Cornejo Oviedo, se suma a otros ex rectores que por más esfuerzos e intentos de acabar con la gloriosa institución y que no han podido durante sus 90 y picos de años en que se ha convertido la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, gracias a su tradición y fortaleza de excelencia

Eladio se ahoga en su mediocridad, aunque no lo reconozca que es, además de entre otros muchos de sus “virtudes”, por lo que “da patadas de ahogado”.

La nueva administración que habrá de hacerse cargo de la vapuleada Antonio Narro, ojalá esté consciente de que se hará frente a una institución con muchas aristas en lo económico y que su principal compromiso tan pronto inicien, será la de “cuentas claras” asumiendo la responsabilidad de tope donde tope, deben tan pronto comience su período, denunciar lo que tengan que hacerlo, porque el mal ejemplo de Eladio de querer todo a toro pasado, jamás a prosperado y llevan la etiqueta de que lo que en su tiempo no defendiste como hombre, no llores como mujer.(www.intersip.org)