Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

Se suma la CEAV a la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

 La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se suma a la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y se pronuncia para que las distintas autoridades gubernamentales, en el marco de sus respectivas competencias, trabajen coordinada y eficazmente, a fin de disminuir los niveles de pobreza de los sectores más desaventajados de la sociedad mexicana.

Se suma la CEAV a la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Por Roberto Robles.

18 octubre 2014; México, D.F.-La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se suma a la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y se pronuncia para que las distintas autoridades gubernamentales, en el marco de sus respectivas competencias, trabajen coordinada y eficazmente, a fin de disminuir los niveles de pobreza de los sectores más desaventajados de la sociedad mexicana.

A través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, la CEAV reafirma la importancia de que el Estado mexicano siga coordinando las acciones necesarias para garantizar los derechos de la población en situación de pobreza.

El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza se celebra el 17 de octubre de cada año a partir de 1993, cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, mediante la resolución 47/196, determinó que se realizaran actividades tendentes a la promoción de la erradicación de la pobreza por parte de los distintos actores sociales.

Además el 17 de octubre de 1987, en Trocadero, París, se reunieron más de cien mil personas “para rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre. Proclamaron que la pobreza es una violación de los derechos humanos y afirmaron la necesidad de aunar esfuerzos para garantizar el respeto de esos derechos”.

Este año, dicha celebración tiene como tema: “No dejar a nadie atrás: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema”.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el Informe sobre Desarrollo Humano 2014 se explica que a nivel mundial mil 200 millones de personas viven con menos de 1.25 dólares al día y 2 mil 700 millones viven con menos de 2.50 dólares al día. También indica que las personas pobres tienen un mayor grado de vulnerabilidad, debido a que no pueden acceder a ahorros, fondos de empréstito u otros activos para afrontar contingencias imprevistas, por lo que al enfrentarse a la pérdida del trabajo u otras crisis de ingresos, optan por recortar la ingesta de alimentos o reducen el gasto en salud o educación de sus hijos.

En México, de acuerdo con las cifras presentadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, 46.2% de la población vive en condiciones de pobreza y 10.4% vive en condiciones de pobreza extrema.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), para identificar a la población en pobreza, la clasifica en las siguientes categorías:

  1. a) pobre, quien tiene una o más carencias sociales y un ingreso inferior a la Línea de Bienestar (los pobres incluyen a los pobres extremos y los pobres moderados); b) pobre extremo, si tiene tres o más carencias sociales y un ingreso inferior a la Línea de Bienestar Mínimo; c) pobre moderado, la persona que siendo pobre no es pobre extremo; d) vulnerable por carencias sociales, si tiene un ingreso superior o igual a la Línea de Bienestar, pero padece una o más carencias sociales; e) vulnerable por ingresos, cuando no presenta carencias sociales, pero su ingreso es inferior a la Línea de Bienestar, y f) no pobre y no vulnerable, si no tiene carencias sociales y su ingreso es superior o igual a la Línea de Bienestar.

De acuerdo con la clasificación anterior, los datos del Informe de Pobreza en México 2012 formulado por el Coneval a partir de la información sobre las estimaciones de pobreza presentadas hasta el 29 de julio de 2013, arrojan las siguientes cifras: a) 53.3 millones de personas vivían en condición de pobreza (45.5% de la población), de las cuales, 11.5 millones de personas vivían en pobreza extrema y 41.8 millones de personas vivían en pobreza moderada; b) 33.5 millones de personas eran vulnerables por carencias sociales (28.6% de la población); c) 7.2 millones de personas eran vulnerables por ingresos (6.2% de la población), y e) 23.2 millones de personas no tenían problemas de ingresos ni carencias sociales (19.8% de la población), es decir, no eran pobres ni vulnerables.

Según el PNUD, “la lucha contra la pobreza y las iniciativas de desarrollo humano más exitosas hasta la fecha han adoptado un enfoque multidimensional, que combina el apoyo a los ingresos y la creación de empleo con oportunidades ampliadas de salud y educación, y otras intervenciones para el desarrollo comunitario”. Además, contar con las condiciones indispensables para lograr una vida digna, facilita el debido goce y ejercicio de los derechos de las personas.

En este sentido, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas recuerda la importancia de promover, por parte de todos los actores de la sociedad, la disminución de los niveles de pobreza en nuestro país, y refrenda su compromiso de vigilar y garantizar que los sectores de la población con menos recursos tengan acceso a través de las instancias correspondientes a su derecho a una vida digna y de calidad.