Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

Si no tranzas, no avanzas

Los mexicanos es la única raza distinguida por quejarnos de todo y a la vez de nada, pero siempre con ese toque de humor con picardía. Es algo que no se sabe con certeza si se trata de algo que se lleva en los genes o alguna herencia de nuestros antepasados, sin embargo, de algo que sí es seguro es que las mismas autoridades son quienes lo estimulan logrando despertar ésta creatividad tan distintiva de chingar al prójimo y ser premiado.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Si no tranzas, no avanzas

Los mexicanos es la única raza distinguida por quejarnos de todo y a la vez de nada, pero siempre con ese toque de humor con picardía. Es algo que no se sabe con certeza si se trata de algo que se lleva en los genes o alguna herencia de nuestros antepasados, sin embargo, de algo que sí es seguro es que las mismas autoridades son quienes lo estimulan logrando despertar ésta creatividad tan distintiva de chingar al prójimo y ser premiado.

En el caso de los contribuyentes, siempre resulta contradictorio para quienes hacen un esfuerzo de cumplir a tiempo con todas las obligaciones tanto fiscales, así como cualquier otro tipo pago como es el predial y tenencia vehicular.

Año tras año, estos tributarios cumplidores puntales reciben un cubetazo de agua fría cuando ven que las autoridades premian a los incumplidos con la famosas condonaciones de dos o tres años solicitando únicamente que se actualicen o simplemente el pago de un peso. Siempre existirán facilidades o descuentos para aquellos que nunca hicieron el intento de estar al corriente de sus obligaciones.

En el caso de Coahuila han hecho cumplir lo que antes en un pasado pareció misión imposible que era el decomiso de todo aquel vehículo con placas vencidas, sobrepuestas, extranjeras  o de otros Estados en donde se ha sometido a revisión esta última situación que la papelería de esos carros correspondan con los datos y domicilio del propietario para quienes intentaron evadir el pago de la tenencia vehicular en nuestra entidad teniendo que recurrir a Nuevo León o Guadalajara en donde supuestamente su costo es más económico o no se cobra nada.

Esta campaña a la que por primera vez no se salieron con la suya todos aquellos que fueron engañados con la falsa ilusión de regularizar sus carritos chocolates por medio de ONAPAFA o cualquier otro organismo fue una medida emprendida por el Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdés y autorizado por el Congreso del Estado. Fue una medida de lo que tanto se han quejado los coahuilenses con respecto al tema de seguridad.

También la reactivación de multar a  todo aquel vehículo que  sin venir de fabricación polarizado sean castigados administrativamente es otra de las medidas para bajar los índices delictivos ya que está comprobado estadísticamente que más  del 80 por ciento de esos actos ilícitos como el robo y secuestro son utilizados los vehículos irregulares y vidrios polarizados para no ser identificados.

Los mexicanos somos “contreras” porque una vez puesto en marcha medidas para brindarnos elementos de seguridad, existe un rechazo para la gran parte de los coahuilenses iniciando con las molestias de los retenes pero como dicen por ahí, el que nada debe, nada teme. Hay necesidad de tener paciencia en ello y no desesperarse porque al final del día es algo que nos va a beneficiar, empero, para quienes son afectados con éstas medidas son obviamente los que demuestran su molestia y hasta cierto punto tratan de boicotear los operativos dando aviso en las redes sociales de las ubicaciones de los retenes.

Resulta incongruente esta posición de exigencia cuando aquellos ciudadanos saben de antemano que andan mal porque toda aquella persona que anda en malos pasos están conscientes de ello  pero solamente es que se hacen pendejos y muy al estilo mexicano siempre se lo deja a la suerte: “mientras me agarren”.

Por otro lado, la tan acostumbrada premiación muy esperada sin ser adivinos de los incentivos y facilidades de pago para poderse regularizar hace que el mismo sistema de las autoridades hagan de estas personas más valemadristas porque al final saben que siempre existe una condonación para salirse injustamente con la suya, mientras aquellos contribuyentes que sí fueron cumplidores nunca los premien por estar dentro del marco de la legalidad y sobre todo los tiempos de cuando se les exige de realizar los pagos.

 Este tipo de premios a los  ciudadanos morosos,  hace al mexicano más valemadrista e irresponsable en lugar de una mentalidad con sentido responsable en donde los mexicanos cada vez confirman el famoso refrán de deshonesto: el que no tranza no avanza. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org