Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

La CEAV hace un llamado a las autoridades del estado de Chiapas para que de manera firme, decidida y efectiva se cumpla con la reparación integral a familiares de Susana Hernández Gómez, víctima de violencia obstétrica

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, hace un llamado a las autoridades del estado de Chiapas a cumplir de manera firme, decidida y efectiva con la reparación integral por la muerte de la joven indígena tzotzil Susana Hernández Gómez, como consecuencia de una indebida atención médica en el Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas.

La CEAV hace un llamado a las autoridades del estado de Chiapas para que de manera firme, decidida y efectiva se cumpla con la reparación integral a familiares de Susana Hernández Gómez, víctima de violencia obstétrica

 Por Roberto Robles.

03 diciembre 2014; México, D.F.-La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, hace un llamado a las autoridades del estado de Chiapas a cumplir de manera firme, decidida y efectiva con la reparación integral por la muerte de la joven indígena tzotzil Susana Hernández Gómez, como consecuencia de una indebida atención médica en el Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas.

Para la CEAV, las disculpas públicas del secretario de Salud de Chiapas, Carlos Eugenio Ruiz Hernández, ofrecidas a los familiares en días pasados, representa el principio de la reparación del daño; sin embargo, es fundamental garantizarles una atención integral y el respeto pleno de sus derechos humamos, así como renovar la atención en el marco gineco-obstétrico en los tres órdenes de Gobierno para evitar las violaciones a los derechos humanos de las mujeres.

El 4 de octubre de 2013 Susana Hernández, de 26 años de edad y quien tenía un embarazo de 39 semanas, ingresó al Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas, en el Estado de Chiapas por labor de parto. El 6 de octubre fue trasladada al quirófano para que le fuera practicada la cesárea; sin embargo, el personal médico que la atendió también decidió extirparle la vesícula biliar y realizarle una salpingoclasia (ligadura de trompas). La joven Hernández Gómez presentó un paro cardio-respiratorio y, finalmente, perdió la vida.

Las causas de muerte establecidas en el certificado de defunción fueron: falla orgánica múltiple, Síndrome de HELLP y coagulación intravascular diseminada. La recién nacida le fue entregada a su familia el mismo día, aunque al ser trasladada a su comunidad de origen presentó complicaciones respiratorias, por lo que inmediatamente fue ingresada al Hospital Colonial de San Cristóbal de las Casas para ser atendida.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), quienes brindan a la familia de Susana asesoría legal, han denunciado los hechos relativos a la violencia obstétrica y mala atención médica de que fue objeto Susana y, por ello, considera que la justicia para la familia de Susana sólo llegará si se cumple con lo siguiente: 1) el ofrecimiento de una disculpa pública; 2) la dignificación del Hospital de la Mujer con personal capacitado; 3) el otorgamiento de atención médica y psicológica; 4) la realización de una investigación y sanción a los responsables; 5) la capacitación y la sensibilización del personal hospitalario y 6) la reparación moral del daño.

Debido a los hechos antes señalados, el 17 de julio de 2014 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la Recomendación núm. 29/2014, donde indicó al gobernador del Estado de Chiapas:

1) reparar el daño ocasionado a las víctimas y sus familiares debido a la responsabilidad institucional y profesional en que incurrió el personal del Hospital de la Mujer;

2) solicitar al personal médico del Hospital de la Mujer copia de la certificación y recertificación que acredite la posesión de las habilidades necesarias, a fin de brindar un servicio médico adecuado y profesional;

3) que los servidores públicos de la Secretaría de Salud adopten medidas efectivas de prevención que permitan garantizar que los expedientes clínicos se encuentren debidamente integrados y protegidos;

4) el diseño e impartición de programas integrales de educación, formación y capacitación sobre los derechos humanos de las mujeres y la niñez en los centros de la Secretaría de Salud;

5) la colaboración durante la presentación y seguimiento de la denuncia de hechos ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas;

6) la colaboración en el trámite de la queja administrativa interpuesta ante la Contraloría Interna de la Secretaría de Salud de Chiapas; y

7) la colaboración en el seguimiento e inscripción de las víctimas en el Registro Nacional de Víctimas, a efecto de acceder al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, previsto en la Ley General de Víctimas.

El 19 de noviembre el secretario de Salud de Chiapas, Carlos Eugenio Ruiz Hernández, se disculpó públicamente por la muerte de Susana Hernández Gómez. El funcionario estatal expresó el profundo respeto y solidaridad que guarda a la familia de la joven indígena tzotzil y sostuvo que, derivado de este hecho, la administración de la que forma parte ha tomado las medidas necesarias a fin de capacitar “profesionistas con mayor sensibilidad y con un compromiso más amplio para atender el dolor y la enfermedad de los pacientes con una mística de servicio”.

El señor Manuel Hernández, padre de la joven Susana, fue quien aceptó la disculpa en nombre de su familia, pidiendo que se promueva la erradicación de la discriminación en contra de las personas indígenas.

En México, de acuerdo con el Observatorio de Mortalidad Materna, durante 2012 se reportaron 960 muertes, de las cuales 68 ocurrieron en el estado de Chiapas, mientras que en 2011 se reportó una tasa de fallecimiento de 50.7 % por cada 100 mil nacimientos. Al respecto, el informe Omisión e indiferencia señala que en México, entre 1990 y 2011, fallecieron 28 mil 42 mujeres debido a alguna complicación durante el embarazo, aborto, parto o puerperio.

Finalmente, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas refrenda su compromiso con el estado de Chiapas para sumar esfuerzos en la atención integral que se le brinde a la familia de Susana y felicita al Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) por el acompañamiento, la asesoría proporcionada y por sus esfuerzos para erradicar la violencia contra las mujeres, en particular la violencia obstétrica.