Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Sureste

Discurso del Periodista José Luis de Velasco Garza

El poder legislativo por definición, es el que hace las leyes, facultad que implica la posibilidad de regular, en nombre del pueblo, los derechos y las obligaciones de sus habitantes en consonancia con las disposiciones constitucionales. Para ejercer dicha facultad está investida de una incuestionable autoridad que le otorga la representación de la voluntad del pueblo.

Discurso del Periodista José Luis de Velasco Garza

Por Jorge Moreno
17 diciembre 2014;  Saltillo, Coahuila.-El poder legislativo por definición, es el que hace las leyes, facultad que implica la posibilidad de regular, en nombre del pueblo, los derechos y las obligaciones de sus habitantes en consonancia con las disposiciones constitucionales. Para ejercer dicha facultad está investida de una incuestionable autoridad que le otorga la representación de la voluntad del pueblo.
Es ahí donde radica la responsabilidad del Congreso por hacer del conocimiento de sus representados las actividades y sesiones. Podemos decir que la presente legislatura, la LIX, cumplió con empeño esta obligación ética. Y es que un premio de periodismo no debe de verse únicamente como un reconocimiento a los galardonados ni reducirlo a una actividad entre quien convocan y quien participa. Un premio de periodismo revela la intención en este caso del Legislativo de Coahuila por informar de una mejor manera a sus representados, a través de periodistas y reporteros de radio, prensa y televisión.
Mas ejemplos del interés de la presente legislatura por ser en verdad un congreso que representara al pueblo se vio con la inscripciones en letras doradas de la primer mujer en las paredes del pleno, la poetisa coahuilense Enriqueta Ochoa, a quien bien le respetaron la suplica que hace en su poema «Bajo el oro pequeño de los trigos»; No la escondieron bajo tumbas de granito, la exaltaron con merecido honor como también lo tuvo el Ateneo Fuente, sus destacados egresados y maestros han sido y seguirán siendo quienes enderecen y ensanchen los senderos de miles de mentes coahuilenses y mexicanas.
En mi caso particular, cuando empezaba a trabajar en este bendito oficio recibí la instrucción de mi maestro Antonio Davila de «cubrir el congreso»; como decimos entre nosotros. La razón, que es en este edificio donde la pluralidad de las personas que habitamos este gran estado converge. Es esta la mejor aula para entender la política, para cuestionar en voz de nuestra audiencia, responsabilidad primera que compartimos con ustedes diputados.
Y precisamente en esta convivencia entre diputados y medios de comunicación cabe la autocrítica y la reflexión, ¿Estamos trabajando para quienes representamos? ¿Están siendo las leyes límites de una mejor convivencia en cara a una mejor sociedad? ¿Es la información que presentamos sustentada en los intereses de los ciudadanos? ¿Para quien trabajamos?
Hoy nos convoca el Primer Premio de Periodismo Parlamentario «Federico Barrera Fuentes» Este año se cumplieron 10 de la partida del más reconocido cronista legislativo en nuestro país. Es un honor recibir un premio con el nombre de tan destacado saltillense y es un acto de nobleza y justicia que se escogiera a éste ilustre pluma como ejemplo para quienes informamos de las actividades legislativas, la posteridad lo va a agradecer y hacemos votos para que el premio perdure. (¿Se podrá con una reforma a la ley orgánica del congreso?)
Es también un momento idóneo para agradecer en nombre de mis compañeros la distinción que se hiciera en esta legislatura al fotógrafo Gabriel Berumen Castillo, creemos que la entrega de su tiempo a este trabajo fue gratificada de manera generosa, no por los montos sino por agregarlo a la lista de ilustres coahuilenses pensionados por su aporte.
Sin más quiero agradecer al Diputado Eliseo Mendoza las enseñanzas que sé dejó a lo largo de estos años en incontables periodistas y funcionarios públicos, pero a título personal, reconocer la solemnidad con que ejerce la función pública, agradecer ese ejemplo de amor al trabajo y entrega a una vocación. Es usted un roble, la historia no lo dejará caer.