Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

La CEAV celebra la adopción del protocolo contra la tortura para impartidores de justicia, por parte del Poder Judicial de la Federación

El pasado 9 de diciembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación presentó el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en asuntos que involucren hechos constitutivos de tortura y malos tratos, reafirmando así su compromiso de cumplir con el marco jurídico de protección a los derechos humanos adoptado en la reforma constitucional de 2011.

La CEAV celebra la adopción del protocolo contra la tortura para impartidores de justicia, por parte del Poder Judicial de la Federación

 Por Roberto Robles

18 diciembre 2014; México, D.F.-El pasado 9 de diciembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación presentó el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en asuntos que involucren hechos constitutivos de tortura y malos tratos, reafirmando así su compromiso de cumplir con el marco jurídico de protección a los derechos humanos adoptado en la reforma constitucional de 2011.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) reconoce la calidad de este instrumento, el cual está respaldado por una investigación exhaustiva de estándares y mejores prácticas a nivel internacional, mismos que fueron traducidos a lineamientos prácticos dirigidos a jueces y magistrados de toda la República e ilustrados con múltiples ejemplos para su correcta aplicación. Para ello, se advierte que fue necesario un trabajo de adecuación de dichos estándares y mejores prácticas a las normas y procedimientos establecidos en la legislación mexicana.

Destaca en el protocolo el gran esfuerzo para hacer aplicables las definiciones establecidas en tratados internacionales de derechos humanos en el derecho penal en México; para ello, el protocolo expone con suma claridad la aplicación de tipos penales para que los impartidores de justicia puedan sancionar efectivamente a las personas responsables de cometer tortura y otros malos tratos.

Asimismo, el protocolo hace un análisis detallado de las responsabilidades de funcionarios públicos que no son los autores materiales o intelectuales de la tortura, pero que deben ser sancionados por su omisión y negligencia en la investigación de esta violación grave a los derechos humanos, lo cual, sin duda, contribuirá a combatir la impunidad que prevalece en torno a este tipo de hechos.

Por otra parte, el protocolo presentado en el máximo tribunal del país realiza contribuciones importantes en lo que respecta a la labor de los jueces de prevenir y denunciar la tortura, esto en el marco de las reformas al sistema de justicia penal y al procedimiento de amparo. El protocolo establece una serie de vías a través de las cuales los órganos jurisdiccionales creados por el nuevo sistema de justicia penal, como jueces de control y jueces de ejecución penal, podrán actuar para prevenir y denunciar actos de tortura en la esfera de sus competencias. Igualmente, establece las vías por las que los jueces de amparo podrán actuar para proteger a las personas de violaciones al derecho a la integridad personal, esto dentro de los distintos contextos en los que puede activarse la vía del amparo según la ley de la materia.

La CEAV celebra la adopción de este protocolo, debido a que será una herramienta importante para que las víctimas de tortura y otros malos tratos puedan ejercer su derecho de acceso a la justicia. Asimismo, la CEAV aprovecha para refrendar su compromiso de establecer vías de cooperación con el Poder Judicial de la Federación para garantizar a las víctimas de tortura y otros malos tratos el acceso a la justicia, a la verdad y a la reparación integral.