Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Cada quien sus timbres

En su mensaje navideño, el pasado jueves 25 de este mes, Enrique Peña Nieto, Presidente de México, se dirigió a “su” pueblo a quien  le pidió unirse y no dividirse, resaltando que son momentos en el país para construir y no para destruir.

Mi Columna

Cada quien sus timbres

Por: Carlos Robles Nava

En su mensaje navideño, el pasado jueves 25 de este mes, Enrique Peña Nieto, Presidente de México, se dirigió a “su” pueblo a quien  le pidió unirse y no dividirse, resaltando que son momentos en el país para construir y no para destruir.

En otra parte de su discurso, el Primer Mandatario del país, invitó a que es la hora de fortalecer a las instituciones con que cuentan los mexicanos y no para debilitarla.

Igualmente señaló que son momentos de pensar en soluciones y de trabajar por México, reconociendo que a través de la historia, los mexicanos jamás nos hemos rendido ante los momentos de adversidad.

A todos los mexicanos nos “echó porras”, diciendo que “hemos demostrado una y otra vez que somos una sociedad con dignidad, con valor, unidad y solidaridad”.

Demandó que reafirmemos el propósito común de enaltecer, todos los días y en cada momento, el verdadero carácter y determinación de los mexicanos.

En ninguna parte de su mensaje navideño, Peña Nieto, hizo referencia que su mensaje estaba dirigido a la grave situación que existe, no solo en el interior del país, sino en el extranjero, con la muerte de los 43 normalistas del Estado de Guerrero o bien a la terrible inseguridad que viven Michoacán y Tamaulipas, por más que se diga que los índices dela delincuencia en general van a la baja.

Los mexicanos no recordamos ni siquiera en los aciagos momentos de la matanza del 2 de octubre de l968 que una situación como el artero crimen de los estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, allá traspasado fronteras y que grupos de ciudadanos de varios países hayan unido sus voces con protestas callejeras por una acción criminal como la sucedida a los 43 normalistas desaparecidos, así como otras muertes aunque de menor cantidad, pero que llevan el mismo sello de la de los 43, donde queda en claro la complicidad de autoridades estatales y municipales corruptas y con ligas fuertes con la delincuencia organizada que es lo peor.

Es entendible que el “preciso” tome como tema principal lo que más le interesa, importa y está dañando su imagen, porque por más que no lo haya externado, es un hecho que el desgobierno y la corrupción oficial de Guerrero, está dando una pésima imagen a México.

Bien se dice que cada quien, sea político o cualquier ciudadano, antes que nada serán sus “timbres” o sean sus propios intereses lo que cuidad, porque Peña Nieto en ningún párrafo de sus mensaje navideño, ni por descuido y tampoco en las más reducidas líneas, habló de detener la rapiña y corruptela que viven varias Entidades en donde los dineros del pueblo desaparecen con una tremenda facilidad.

Lo de menos es que se roben y lleven malos funcionarios los recursos públicos, lo serio e irresponsable es que la Federación o sea la Presidencia de la República como máxima autoridad de todas las autoridades de México, disculpando la redundancia, no toca el más mínimo ápice de estos saqueos resultando lo peor que somos los ciudadanos en general los que tenemos que pagar de diferentes formas las raterías que cada vez son más de impuestos públicos.

Recurrimos a la trillada frase para mostrar solo un pequeño botón de lo que en los últimos años y particularmente en los meses de este 2014 por concluir, sucede en muchos Municipios y no pocas Entidades, la abundante riqueza mostrada por el ex Alcalde de Iguala, un tal Abarca, quien tras llegar a la Presidencia Municipal con una mano adelante y otra atrás, terminó con múltiples propiedades a su nombre, así como una serie de negocios de diferentes ramas, particularmente joyerías siendo lo peor que nadie hubiese sabido de su ilícito enriquecimiento , sino hubiera sido por el trágico fin que tuvieron los 43 normalistas desaparecidos.

El ex Edil, Abarca, por todo descaró, pretendía dejar como sucesora en el Ayuntamiento de Iguala, a su esposa. Esos son los políticos que tenemos en algunos Estados.(www.intersip.org)