Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Nacionales

Expresa la CEAV preocupación por violación del derecho a la salud y a la integridad de personas privadas de la libertad en reclusorios del Distrito Federal

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) expresa su preocupación por la violación del derecho a la salud y a la integridad de personas privadas de la libertad en diversos reclusorios del Distrito Federal, y hace un llamado a las autoridades capitalinas a atender la Recomendación 16/2014 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), que establece acciones encaminadas a reparar el daño causado y evitar futuras violaciones similares.

Expresa la CEAV preocupación por violación del derecho a la salud y a la integridad de personas privadas de la libertad en reclusorios del Distrito Federal

 Por: Roberto Robles.

27 diciembre 2014;  México, D.F.-La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) expresa su preocupación por la violación del derecho a la salud y a la integridad de personas privadas de la libertad en diversos reclusorios del Distrito Federal, y hace un llamado a las autoridades capitalinas a atender la Recomendación 16/2014 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), que establece acciones encaminadas a reparar el daño causado y evitar futuras violaciones similares.

La CEAV, a través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, reconoce el documento recomendatorio y se pronuncia para que las autoridades de los centros de reclusión tomen las medidas necesarias a fin de proteger y garantizar los derechos humanos de este sector de la población.

En días pasados, la CDHDF emitió dicha Recomendación, en la cual documenta que “personal médico de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, asignado a prácticamente todos los reclusorios capitalinos, ha sido negligente, omiso e incapaz en la atención a cuando menos 20 internos, y de la misma manera quienes laboran en ocho hospitales involucrados en estos servicios”; dichos agravios están relacionados con el “derecho a la salud, en conexidad con el derecho a la vida y el derecho a la integridad personal, en particular a no ser sometido a tratos inhumanos, crueles y degradantes”.

De acuerdo con el documento, las violaciones al derecho a la salud, a la vida y a la integridad personal sucedieron en los reclusorios preventivos varoniles Norte, Oriente, Sur y en el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial, además de los hospitales generales Xoco, Enrique Cabrera, Gregorio Salas, Ticomán, Balbuena e Iztapalapa, todos de la Secretaría de Salud del Distrito Federal.

Para la CEAV es importante señalar que el órgano protector de derechos humanos habla del derecho a la salud como “uno de los derechos fundamentales de las personas que debe cumplirse sin discriminación por condición jurídica alguna; este derecho debe garantizarse a la población penitenciaria en circunstancias de igualdad y con una atención digna y adecuada. Y más aún, frente a las personas privadas de la libertad la obligación del Estado de cumplir el derecho a la salud se convierte en un imperativo jurídico irrenunciable dado que estas personas, por su condición de reclusión, están imposibilitadas para acceder a otros servicios médicos y a ejercer, por sí solas y con los medios a su disposición, su derecho a la salud”.

Respecto del derecho a la integridad personal en relación con los servicios de salud, subraya que “el sufrimiento y el dolor innecesario, provocado por la negativa, retardo y ausencia de condiciones que aseguren la atención médica de los pacientes, así como la atención médica deficiente de un detenido constituyen una violación al derecho a la integridad personal por cuanto a materializar los tratos, crueles, inhumanos y degradantes”.

Asimismo, al posicionarse frente a la violación de los derechos humanos, dicho organismo afirmó reconocer “que los factores determinantes a la salud y la sobrepoblación carcelaria en el Distrito Federal merman el funcionamiento del sistema de salud en las prisiones, así, el principal reto, en tanto se generan los mecanismos integrales para la despresurización de éstas, radica en eficientar los servicios en condiciones adversas, partiendo del reconocimiento que este grupo de población únicamente puede acceder a los servicios de salud a través de las Unidades Médicas, es decir, como regla, no cuenta con otras alternativas”.

La CEAV destaca de la Recomendación algunos de los problemas que tornan deficiente el goce del derecho a la salud, como los “actos de mala práctica médica que se producen por inadecuados diagnósticos y seguimientos médicos, generados, en gran medida, por un protocolo de atención médica que al día de hoy es obsoleto”. Otro problema es “la falta de insumos, carencia y disponibilidad de personal, negativa de brindar los pocos servicios con los que se cuenta, obstaculización o negativa de brindar atención especializada, inexistencia de seguimiento médico, negativa de acceso a medicamentos, que en gran medida condicionan una adecuada atención”.

En este sentido, la Comisión Ejecutiva hace un llamado para que, de manera puntual, la Secretaría de Salud del Distrito Federal atienda los siguientes puntos recomendatorios de la CDHDF:

1) reparar integralmente a las víctimas y/o familiares (en determinados casos) por concepto de daño material e inmaterial ocasionado por las violaciones a los derechos humanos, inscribiendo a los familiares de las víctimas en programas de apoyo social y apoyándolos con los gastos erogados en los funerales de las víctimas, cuando corresponda;

2) garantizar la atención médica necesaria y gratuita a cargo de la Secretaría de Salud del Distrito Federal en favor de determinados agraviados;

3) proporcionar a quienes así lo requiriesen las prótesis y el seguimiento médico respectivo;

4) ofrecer a los familiares de las víctimas fallecidas que así lo requieran valoración y tratamiento psicológico para lograr el restablecimiento total;

5) diseñar la estrategia integral de atención para la prevención y el control de la diabetes de acuerdo con la NOM-015-SSA2-2010 para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes Mellitus;

6) instruir a todo el personal de las unidades médicas de los centros de reclusión del Distrito Federal en el uso, manejo y actualización del expediente clínico de conformidad con la NOM-0D4-SSA3-2012;

7) implementar un programa permanente de detección y atención de tuberculosis y VIH de acuerdo con la normativa vigente; y

8) implementar un programa permanente de capacitación para los profesionales de las unidades médicas de los centros de reclusión del Distrito Federal.

Finalmente, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas refrenda su compromiso de acompañar a los organismos defensores de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil en la defensa y promoción de los derechos humanos, así como de garantizar que se repare de manera integral el daño cuando éstos se vean vulnerados, tal como lo señala la Ley General de Víctimas.