Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

Insensibles, pero buenos para cobrar

Si bien es cierto que se ha registrado en la mayoría de las cabeceras municipales de Coahuila, una gran respuesta por parte de los coahuilenses para hacer el pago puntual del impuesto predial, también lo es que éste movimiento no ha sido gratis, sino motivado por que la ciudadanía anda en busca de descuentos por pronto pago.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Insensibles, pero buenos para cobrar

Si bien es cierto que se ha registrado en la mayoría de las cabeceras municipales de Coahuila, una gran respuesta por parte de los coahuilenses para hacer el pago puntual del impuesto predial, también lo es que éste movimiento no ha sido gratis, sino motivado por que la ciudadanía anda en busca de descuentos por pronto pago.

Tampoco hay que desconocer que en los últimos años los ayuntamientos de la entidad han visto resultados ante pequeños estímulos para que los contribuyentes asistan a hacer su pago referente a este rubro.

Ante la necesidad de generar ingresos en algunos Ayuntamientos de Coahuila, sus ediles fueron creativos para poder incrementar los dineros a las arcas de la Tesorería con la promoción de pago del impuesto predial, haciendo partícipe a los contribuyentes para que tuvieran una sensación más allá de un impuesto, fuera como una participación para la compra de la rifa de un auto, una televisión, computadora e inclusive hasta el de un celular. La sensación de sentir que a cambio de un pago también se tiene la oportunidad de ganar algo, siempre ha sido un elemento importante para que la ciudadanía responda.

Los estímulos fueron muy diversos para comenzar aquellos autorizados por el Congreso del Estado,  en donde los descuentos por el pago puntual en los meses de enero, febrero y marzo  fueran gradual en donde evidentemente en el primer mes del año su descuento fue mayor y así sucesivamente a la baja hasta llegar su último mes para después proceder a las notificaciones de embargo.

Más no obstante, siendo insuficientes éstos descuentos algunos alcaldes tomaron la iniciativa de hacer algo más para que la ciudadanía participe de una manera más emotiva porque, por desgracia la mayoría de los mexicanos trabajan con la mentalidad de recibir siempre algo a cambio. Aunque sea una obligación fiscal.

Muchos no comprenden que gracias a éste dinero extra, las administraciones munícipes lo destinan para obras públicas muy independientemente del ingreso autorizado por los gobiernos estatal y federal reconocido éste último por hacer llegar sus recursos desfasados por más del año si bien les va o nunca llegan a su destino final porque terminan a fondos equivocados pero sobre todo al bolsillo de algunos funcionarios públicos.

Aunque cada año las rifas por el concepto de pago predial han ido de más a menos, porque hubo ocasiones en donde se llegó a sortear una casa como fue en el caso del municipio de Torreón, pero para éste año los torreonenses no contaron con esa misma suerte porque los premios más caros fueron el de los automóviles y de ahí a televisiones entre otros.

Tendremos que esperar dentro de tres meses de este año 2015 y saber sí  dieron resultados los estímulos para el pago del predial de los coahuilenses, en donde aparentemente y en un principio están respondiendo bien.

Pero es una lástima que a quienes no les importan los descuentos autorizados por el Congreso del Estado de Coahuila y los adicionales de cada alcalde, son el de las instituciones bancarias en donde curiosamente existen algunos que tienen adeudos desde más medio millón de pesos y otros quienes no cantan mal las rancheras son aquellas desvergonzadas instituciones federales que sus prácticas para poder evadir el pago del impuesto predial es el abandono de los inmuebles para no pagar sus obligaciones.

 Ambas situaciones se repiten año tras año y sin que nadie les haga nada pero a cambio estas dos instituciones, es decir, bancos y edificios federales, son los primeros en cobrar lo que les deben sin miramientos o tocarse el corazón para caminar supuestamente con la frente en alto de que son obligaciones y responsabilidades que adquieren los ciudadanos. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org