Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

Saluda la CEAV el uso de los distintivos “Gilberto Rincón Gallardo” y “México sin trabajo infantil” por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, saluda la implementación de los distintivos “Gilberto Rincón Gallardo” y “México sin Trabajo Infantil”, por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al considerar que contribuyen a generar condiciones de trabajo justas para las personas que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad, tales como las niñas, los niños y los adolescentes, así como las personas con discapacidad, los adultos mayores o las personas de la comunidad LGBTTTI.

Saluda la CEAV el uso de los distintivos “Gilberto Rincón Gallardo” y “México sin trabajo infantil” por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social

 Por Roberto Robles.

19 febrero 2015;  México, D.F.-La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través de su Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, saluda la implementación de los distintivos “Gilberto Rincón Gallardo” y “México sin Trabajo Infantil”, por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al considerar que contribuyen a generar condiciones de trabajo justas para las personas que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad, tales como las niñas, los niños y los adolescentes, así como las personas con discapacidad, los adultos mayores o las personas de la comunidad LGBTTTI.

Esta Comisión Ejecutiva se compromete a velar por el cumplimiento de los derechos de las personas en situación de víctimas y hace un llamado a las distintas organizaciones públicas, privadas, sociales y sindicales a realizar las gestiones y procedimientos necesarios, a fin de lograr las calificaciones que permitan la utilización de los sistemas de reconocimiento referidos, mediante los cuales se contribuye, indudablemente, a la garantía del derecho al trabajo de todas las personas y se fomenta la igualdad, la inclusión y el respeto a los derechos, evitando así la victimización.

La CEAV recuerda que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ofrece el distintivo Empresa Incluyente “Gilberto Rincón Gallardo”, como una acción del compromiso del gobierno, encaminado a “fortalecer y difundir los beneficios e incentivos con los que cuentan las empresas al contratar personas con discapacidad” a fin de reconocer a los centros de trabajo que aplican una Política de Buenas Prácticas Laborales, en igualdad de oportunidades, de inclusión, de desarrollo y sin discriminación hacia las personas en situación de vulnerabilidad, considerando como tal[es]: personas adultas mayores, personas con discapacidad, personas [que viven] con VIH, personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI) y personas liberadas.

Cabe destacar que entre los requisitos para conferir el distintivo “Gilberto Rincón Gallardo”, se encuentran: contar con una cantidad mínima de personas contratadas en situación de vulnerabilidad; implementar buenas prácticas de inclusión laboral; autorizar las visitas del Comité Técnico Evaluador; no tener quejas en materia de discriminación, violencia laboral, hostigamiento o violación a derechos humanos; documentar la política de buenas prácticas de inclusión laboral.

De la misma forma, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social está utilizando el distintivo “México sin Trabajo Infantil” (MEXSTI) como parte de un reconocimiento formulado por el Gobierno federal a las organizaciones del sector público, privado y social, así como a las sindicales “que cuenten con procesos, políticas, programas y acciones que contribuyan a la prevención y erradicación del trabajo infantil y a la protección de las y los adolescentes trabajadores en edad permitida en México”.

A este respecto, la CEAV recuerda que esta buena práctica se enmarca dentro del espíritu de la reforma constitucional al artículo 123, apartado A, fracción III, que tuvo por objeto elevar de 14 a 15 años la edad mínima de admisión al empleo y de la intención derivada de la ratificación del Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo tendente a erradicar el trabajo infantil.