Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

Se suma la CEAV a conmemoración del Día Nacional de la Familia

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través del Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, se suma a la celebración del Día Nacional de la Familia, que se lleva a cabo cada primer domingo del mes de marzo, de conformidad con el decreto presidencial publicado el 2 de marzo de 2006 en el Diario Oficial de la Federación, el cual dispone que “el Estado mexicano en la búsqueda de un mejor bienestar colectivo, debe fomentar y crear mecanismos que faciliten el desarrollo integral de la familia”.

Se suma la CEAV a conmemoración del Día Nacional de la Familia

 Por Roberto Robles.

02 marzo 2015;  México, D.F.-La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), a través del Comité de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, se suma a la celebración del Día Nacional de la Familia, que se lleva a cabo cada primer domingo del mes de marzo, de conformidad con el decreto presidencial publicado el 2 de marzo de 2006 en el Diario Oficial de la Federación, el cual dispone que “el Estado mexicano en la búsqueda de un mejor bienestar colectivo, debe fomentar y crear mecanismos que faciliten el desarrollo integral de la familia”.

Esta Comisión hace un llamado a las autoridades correspondientes para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, garanticen la protección y la asistencia a la familia, ya que con ello se consolida un tejido social donde la diversidad, la inclusión y la cooperación son factores fundamentales para el desarrollo integral de cada uno de sus miembros.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce en el artículo 4o. que la ley protegerá la organización y desarrollo de la familia, así como el derecho de toda persona “a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos”.

En el ámbito internacional, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, afirma que la familia es el “elemento natural y fundamental de la sociedad”, por lo que debe concedérsele “la más amplia protección y asistencia posibles, especialmente para su constitución y mientras sea responsable del cuidado y la educación de los hijos a su cargo”.

Por su parte, el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, “Protocolo de San Salvador”, reconoce que el derecho de toda persona a constituir familia será ejercido de conformidad con la legislación interna.

La CEAV también resalta que el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el informe titulado Celebración del 20o. aniversario del Año Internacional de la Familia en 2014, afirmó que “las familias cambian continuamente con la evolución de las normas y las expectativas sociales y vienen determinadas por nuevas oportunidades de educación, la evolución de los mercados de trabajo y las nuevas exigencias planteadas por ellas, así como por decisiones individuales”, cuestiones íntimamente relacionadas con los derechos económicos, sociales y culturales de las personas.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) determinó, a través de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2014, que en México en 2013 “los hogares familiares constituyen la principal forma de organización de convivencia (89.8 %) con un promedio de integrantes de 4.1 personas, en tanto que aquellos hogares en los que no se identifica algún parentesco de tipo familiar representan 10.2 por ciento”.

La misma fuente revela que “33.9 % del total de hogares tuvo al menos un integrante que fue víctima de algún delito” y que las entidades federativas que presentan un mayor porcentaje de victimización en hogares familiares son: 1) Estado de México (58.9 %); 2) Distrito Federal (44.4 %); y 3) Baja California (44 %).

A este respecto, la CEAV estima conveniente destacar que la Ley General de Víctimas considera “víctimas indirectas” a “los familiares o aquellas personas físicas a cargo de la víctima directa que tenga una relación inmediata con ella”; mientras que el Reglamento de dicha norma indica que se consideran familiares de la víctima directa:

  1. Quienes tengan parentesco por consanguinidad o afinidad, en la línea recta, ascendente y descendente, sin limitación de grado;
  2. Quienes tengan parentesco por consanguinidad o afinidad en la línea transversal hasta el cuarto grado;
  • El cónyuge, y
  1. La concubina o concubinario o, en su caso, quienes estén sujetos al régimen de sociedad en convivencia u otras figuras jurídicas afines existentes, en términos de la legislación aplicable.