Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Carlos Robles

Es buena, pero marginada

He repetido hasta el cansancio ser un coahuilense convencido cien por ciento de que en México y en este caso particular, en nuestro terruño se han legislado leyes de gran alcance, beneficio y necesarias que nos pueden conllevar a la solución de infinidad de situaciones para ser una mejor y mayor entidad de buen vivir…

Mi Columna

Es buena, pero marginada

Por Carlos Robles Nava

He repetido hasta el cansancio ser un coahuilense convencido cien por ciento de que en México y en este caso particular, en nuestro terruño se han legislado leyes de gran alcance, beneficio y necesarias que nos pueden conllevar a la solución de infinidad de situaciones para ser una mejor y mayor entidad de buen vivir, de ser más respetuosos y más disciplinas, pero como en otras muchas cosas, salta de inmediato el “prietito” en el arroz, porque esas ventajas las obtendríamos, si se aplicaran cabalmente las reglamentaciones que instituyen las nuevas leyes.

Para ejemplo, disculpando la famosa y trillada frase, con una muestra es más que suficiente un botón y es el caso por citar algo concreto: En 25 de noviembre del 2014, la legislatura pasada y que terminó su período el anterior 31 de diciembre, dio visto bueno para su aplicación y vigencia de la Ley de Movilidad Sustentable para Coahuila y que concretamente instituye y establece las rutas y horarios para vehículos de carga pesada, así como la electrificación del transporte público, dentro de una serie de medidas para combatir la contaminación ambiental que es mayor y amenazante cada vez para los coahuilenses, precisamente porque faltaba el instrumento legal para aplicar normativas y, claro, sanciones sin cumplimiento.

Esta Ley, entre otras cosas, busca fomentar o hacer cultura para mayor uso de la bicicleta u otros medios de transporte que no contaminen. Además de esto, incluye mejoras al transporte público y a las vías de circulación tanto peatonales como vehiculares.

Otra de las normativas de la citada Ley de Movilidad, propone al menos en letra, aunque sea muerta, que en los 38 municipios que componen la geografía de Coahuila, la creación de vías para transporte de carga pesada y mercancía de gran volumen, además fijar rutas y horarios para ese servicio de transporte tan particular.

Una normativa más, que las empresas dedicadas al transporte de carga, cuenten con bodegas fuera de las ciudades y concretamente en las áreas urbanas, por su peligrosidad.

La tan mencionada ley de movilidad sustentable obliga a los concesionarios del transporte público a reemplazar todas las unidades que por sus condiciones mecánicas generan contaminación, sancionando a quienes incumplan con los requisitos para circular como el hecho de hacerlo sin concesión o permiso y en caso de que ocurra, aplicar una sanción de hasta 43 mil pesos.

Se agrega también que en los estacionamientos públicos sea obligatorio contar con un seguro contra daños a los vehículos o en caso de robo, al igual que el cobro sea por minuto utilizado y no por fracción de hora como se cobra en la actualidad.

Y, para no entrar en otras aburriciones o pesadez por lo que incluye la Ley de Movilidad Sustentable, nos bricamos o pasamos por alto, otras sugerencias legislativas para terminar con la obligación de que los municipios cuenten con una oficina de quejas donde los ciudadanos puedan denunciar las irregularidades.

¿ Acaso esta Ley de Movilidad Sustentable, no es una buena y positiva legislación y que beneficiaría a cada una de las comunidades coahuilenses?.

Sale sobrando que reconozcamos lo positivo de esa Ley, porque no está en que sea buena o mala, sino porque en ningún caso se les da cumplimientos a las nuevas legislaciones.

Mucho o casi todo de lo planteado en la nueva Ley de Movilidad Sustentable, no requiere de inversiones económicas, pues la mayoría de sus disposiciones son de ordenamiento legal y proceder a sancionar a quienes no cumplan, siendo precisamente el meollo del problema de nuestras autoridades de los diversos niveles que de nada sirve que los diputados sean locales o federales, al igual que Senadores, se entreguen a largas jornadas y a sudar “sesos” para dar vida a leyes que definitivamente son benéficas, pero siempre y cuando se actúe en su cumplimiento, porque todo hace indicar que están peor que las llamadas a misa, que para atender a su llamado, se necesita más que escuchar y enterarnos de la creación de nuevos programas para una mejor vida, pues nuestras nuevas leyes nacen muertas, vaya incongruencia, y las del pasado, igual están inertes sin posibilidad de resucitar porque no hay voluntad política en nuestras autoridades del nivel que pongan enfrente. (www.intersip.org)