Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

Se dan vuelo

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Se dan vuelo

Mientras se da o no solución al problema que representa la entrada por las calles de la ciudad de Saltillo de tráileres y camiones de carga, éstos se dan vuelo y lo mismo se les ve en amplias calzadas y bulevares del pueblo que en angostas y antiguas callejuelas en donde batallando, maniobrando y subiéndose a las banquetas, pero ahí van rodando las moles de tráileres hasta con doble remolque.

Pero no solamente en los lugares mencionados es donde se observan, sino también en los periféricos que son de vía rápida, mejor conocidos como los “Puentes de la Gente”, en donde maniobran los tráileres a cualquier hora del día sin importar el caos vial. El más frecuente es en el Periférico Luis Echeverría, a la altura del Mercado de Abastos, así como al frente de su extremo, en donde se encuentran varios locales, talleres, bodegas, y forrajeras, siendo precisamente en ese sector donde camiones de carga pesada tanto de caja como de plataforma hacen sus maniobras cruzándose en el Periférico Luis Echeverría, ocupando los tres primeros carriles, para meter su carga en reversa a estos lugares. Todo lo anterior a pleno luz de día y a unas diez cuadras donde se encuentra ubicado la Delegación de Policía y Tránsito de Saltillo.

¿Por qué se permite esto, si ya con anterioridad se les había puesto un alto? Nadie da respuesta y avientan el arpa al que se fue y otros a los que están, pero nadie le atina, lo que si es cierto es que los vecinos y conductores particulares, son quienes tienen que tolerar esta irregular situación y, además, el destrozo y daño que con su peso causan estos vehículos es un costo con cargo al erario, es decir, a los impuestos de quienes pagamos.

Una situación que se ha denunciado públicamente en periódicos locales y hasta con fotografía en infraganti para que después no se diga que es un invento o se trata de notas amarillistas, algo que es totalmente falso, puesto que ahí está capturado con una imagen fotográfica.

Ni el director de Policía y Tránsito, como tampoco el Comisionado de Seguridad y Protección Ciudadana, Federico Fernández Montañez; han sido para poner un remedio a este tipo de irregularidad que es motivo de infracción según lo establecido en el actual Reglamento De Tránsito Y Transporte Para El Municipio De Saltillo, Coahuila De Zaragoza; misma que se puede descargar en la plataforma oficial del Ayuntamiento de Saltillo, y que en su Artículo 115 se establece “…Se restringe en la zona centro del municipio y sus calles principales la circulación de vehículos de carga con peso bruto mayor a cinco mil kilogramos, de tres o más ejes, los tractocamiones y los vehículos de tracción animal…. la circulación de alguno de estos vehículos, estableciendo en el permiso las fechas, horarios, rutas…. vehículos de tracción animal, propulsión humana y bicicleta se restringe su circulación por las avenidas de mayor circulación vehicular…”

Han sido fallidos los intentos para darle salida al problema, en otras Administraciones municipales, porque hay que aclarar que no se trata de algo nuevo sino de un tema de años atrás, y en una de esas intentonas se había propuesto el ayuntamiento saltillense el compromiso en poner remedio a esta problemática, pues se propuso que en ciertos tráileres, sí podían entrar a la ciudad como sería el caso de quienes traen alimentos u otros productos para los supermercados, así como invertir algunos recursos para hacer un tipo de terminal de descarga en las afueras de la ciudad, algo que nunca se pudo realizar porque cuando se considera de una disposición, o mejor dicho Reglamento De Tránsito Y Transporte, tiene que ser tajante y para todos, sin tener consideraciones a medias ni para cierto grupo.

Los mexicanos están muy malacostumbrados que cuando se trata de regular algo o una situación como la que se está tratando en esta columna, siempre quieren que la autoridad proporcione una solución y con inversión del gobierno, ya sea local o estatal. Aunque personalmente no estoy de acuerdo con ese criterio, ya que el ayuntamiento, cualquiera que sea, no tiene por qué gastar en acondicionar cierto terreno como terminal de descarga, cuando que los transportistas son comerciantes como cualquier otro y deben hacer directamente su terminal de descarga para de ahí en pequeños camiones de los llamados fletes en pequeño puedan entrar a la ciudad, muy a pesar de que es argumento que dan los transportistas, tendrían que pagar una descarga y carga extra.

Pero mientras la nieve es de melón o sandía, los traileros y camioneros se dan vuelo por nuestras calles, molestando a la ciudadanía, causando accidentes y destruyendo el pavimento. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org