Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Matando valores cívicos

El mes de la patria inició en su casi totalidad de las escuelas de todos los niveles con los honores de la bandera. No solamente como símbolo patrio, sino éste se debe de realizar cada lunes como una enseñanza de los valores cívicos que deben de aprenderse durante la educación básica y media básica como parte de nuestro emblema para recordar la historia de México y en lo futuro para la formación de futuros mexicanos comprometidos con toda la comunidad.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Matando valores cívicos

El mes de la patria inició en su casi totalidad de las escuelas de todos los niveles con los honores de la bandera. No solamente como símbolo patrio, sino éste se debe de realizar cada lunes como una enseñanza de los valores cívicos que deben de aprenderse durante la educación básica y media básica como parte de nuestro emblema para recordar la historia de México y en lo futuro para la formación de futuros mexicanos comprometidos con toda la comunidad.

Sus colores el verde, blanco y rojo representan al día de hoy la esperanza, unidad y sangre de los héroes. En resumen dentro de los honores a la bandera en cada escuela y colegio del país como la unión de un país diverso que debe de llevar a la reflexión de cada uno de nosotros sobre el respeto a las instituciones que nos representa y el compromiso como mexicano para actuar con la sociedad con honorabilidad para la construcción de una mejor nación.

Además de que los honores a la bandera deben de guardar un respeto cívico, es sobre todo un reflejo del buen sentimiento por nuestro país. Este sentimiento de pertenencia hace de los futuros jóvenes como un México suyo en donde los problemas sociales no serán ajenos a ellos y evitando la indiferencia ante ello. Evita ser indiferente al derecho de hacer valer su voto, de conocer la trayectoria de quienes sean candidatos de una localidad municipal, estatal y nacional como también las acciones de sus consecuencias de las buenas o malas decisiones de gobernar.

Es por eso que la importancia de los honores a la bandera no deben de suspender por ningún motivo en los lunes en las escuelas públicas o privadas en el país porque es un compromiso que cada director de éstas instituciones educativas se mantengan siempre vigentes para aportar a los estudiantes valores que los hagan buenos ciudadanos.

La comunidad entera debe de participar para que dichos valores cívicos perduren y se hagan respetar denunciando a las autoridades correspondientes si en alguna institución educativa sin importar sea estatal, federal o privada cuando sean suspendidas de manera arbitraria y por encima del ordenamiento federal pero más cobarde cuando se escudan con alguna autoridad.

Tal fue el caso de la escuela Profesor Federico Berrueto Ramón de ésta capital de Coahuila, en el turno matutino en donde su nueva directora la profesora Yolanda Barrera Olivares, suspendió los honores a la bandera argumentando cobardemente que era una disposición oficial de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Coahuila para darle cumplimiento a los 200 días de trabajo académico considerándolo como una actividad no académica tomó la decisión de que solamente un lunes al mes se harían los honores a la bandera mexicana.

Gracias a la denuncia de un padre de familia quién se acercó a la Secretaría de Educación de Coahuila para confirmar el supuesto oficio de la suspensión de los honores a la bandera, la autoridad educativa negó rotundamente dicho ordenamiento siendo todo lo contrario en reafirmar los valores cívicos cada lunes durante el ciclo escolar 2013-2014 y en donde será responsabilidad de cada plantel educativo el cómo determinará los tiempos de los 20 minutos aproximadamente para brindar los honores.

Es por eso la importancia de la participación ciudadana para hacer cumplir los valores cívicos en las escuelas. El diálogo con sus hijos es siempre muy importante y no creerse de quienes cobardemente se escudan culpando a una autoridad para hacer valer criterios equivocados que algunos directores de colegios pudieran tomar.

La SEDU de Coahuila es una institución que está siempre ahí para escuchar y defender el interés de los alumnos estando siempre por encima de los sindicatos de los docentes y que no tengan duda en acercarse para preguntar cualquier inquietud, porque en ésta ocasión fue la escuela  Prof. Federico Berrueto Ramón, matutino quien a base de una mentira engañó a mil padres con sus falsos argumentos pero lo más preocupante es cuántas escuelas más estarán en la misma situación queriendo matar los valores cívicos siendo éste la estructura de la sociedad. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org