Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Sabias palabras de Henry

Su formación es sin duda y definitivamente política, demostrándolo buena parte de su trayectoria y camino recorrido tan pronto terminó sus estudios profesionales, aunque desde antes, en sus años mozos estudiantiles fue un extraordinario orador y partícipe en cuanta oratoria se convocaba, participando en diversas tareas en apoyo a los más desprotegidos.

Mi Columna

Sabias palabras de Henry

Por Carlos Robles Nava

Su formación es sin duda y definitivamente política, demostrándolo buena parte de su trayectoria y camino recorrido tan pronto terminó sus estudios profesionales, aunque desde antes, en sus años mozos estudiantiles fue un extraordinario orador y partícipe en cuanta oratoria se convocaba, participando en diversas tareas en apoyo a los más desprotegidos.

Ha sido el Presidente Municipal más joven en la historia de Saltillo, aunque antes tuvo una buena oportunidad en una de las importantes áreas de lo que por años fue la Tesorería General del Estado, en la época de Eulalio Gutiérrez Treviño, Gobernador del Estado. Ocupó la Dirección de Ingresos y Egresos.

Más adelante, fue dos veces diputado federal, Secretario de Gobierno, Gobernador de Coahuila, Delegado del PRI en el Estado de México y actualmente Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México, entre otros cargos.

Fuera de la política, Enrique ha sido un extraordinario economista egresado del Tec de Monterrey., conocimientos que le han permitido llevar en ascenso los negocios propios creados por él y los que heredó de su señor padre.

Duro de carácter, pero sensible a los sentimientos humanos y problemas sociales, Enrique Martínez y Martínez, es el segundo coahuilense que como Secretario forma parte del Gabinete Federal. Antes lo fue don Nazario S. Ortiz Garza, en similar puesto.

Enrique, por otro lado, fue Director y Catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila, además de maestro de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro y fue Presidente del Instituto de Administración Pública en Coahuila.

¿Porqué viene al caso está remembranza?, porque siendo Gobernador de Coahuila, (diciembre l999 a noviembre 2005) en plena efervescencia y ante la desesperación de algunos aspirantes que pretendían adelantar los tiempos y “destaparse o aventarse” antes de los tiempos marcados por el Revolucionario Institucional, les hizo un llamado, criticando severamente el populismo de algunos de los participantes en la ya casi inmediata contienda electoral y exhortándolos a que dejen la “grilla” y golpes bajos porque se les podrían revertir.

Enrique, también les hizo un llamado a respetar los tiempos que marcaba la ley electoral que impedía el proselitismo antes de las pre campañas.

En Coahuila, hay que recordar estas sabias palabras del ex gobernador y actual Secretario Federal, al iniciarse oficialmente esta semana, la carrera a las diputaciones federales el año entrante del 2015.

Algunos aspirantes o suspirantes comienzan a acelerar motores, lo que no es malo, siempre y cuando no sobrepasen ni rebasen la línea blanca de salida antes de los tiempos electorales, así como conservar y recordar recomendaciones que en el pasado hizo don Enrique, el Secre de Agricultura, como es el evitar golpes bajos y el populismo.

Es normal que los comicios medianeros o a mitad de un sexenio vigente, no solo en Coahuila, sino en el resto de las Entidades del país, son de mucho atractivo, por la oportunidad de los aspirantes a legisladores federales a “placearse” y acercarse a los ciudadanos de sus regiones y si es posible hasta más allá, pues es el mejor momento de dejar ver sus caras y de comunicarse con los electores que elegirán a su próximo gobernador.

Es en estos momentos en el Partido Revolucionario Institucional, en donde sin temor a equivocarme, está mejor la “caballada” o como se acostumbra decirlo, mejor alimentada, estimándose que existen no menos de diez a quince prospectos que pueden dar buena batalla a los opositores y de ellos la mayoría con magníficas cartas, pero sobretodo, muy identificados con los coahuilenses.

De ninguna manera menospreciamos la “caballada” del resto de los suspirantes de partidos de oposición que serían los de Acción Nacional y los de la Revolución Democrática, aunque lamentablemente muchos, por no decir, todos, no llegan ni a “burrada”.

El blaquiazul de Coahuila, por desgracia para ellos, siguen divididos y sin rumbo fijo y los perredistas continúan siendo los mismos pocos de siempre.

El resto de los más de 13 a 14 partidos políticos registrados en Coahuila y que acertadamente se les identifica como la “chiquillada”, serán sanguijuelas del tricolor.(www.intersip.org)