Saturday, 8/5/2021 | 4:00 UTC-5
InterSIP Noticias

Un golpe a los “ricardos”

Post by relatedRelated post

Un golpe a los “ricardos”

Por Carlos Robles Nava

Existe la posibilidad, si es que la Cámara de Diputados Federales ya lo hizo, de poner fin al  fabuloso negocio que por decenas de años ha sido para diferentes familias de Coahuila, el no pago de impuestos o sea concretamente no gravar fiscalmente las herencias, donaciones o legados entre padres e hijos o hijos y padres, así como otra parentela cercana.

Esto fue aprovechado y se abuso de él por connotadas familias adineradas de Coahuila, simulando en complicidad con los notarios públicos legados, donaciones o herencias particularmente de bienes inmuebles como son terrenos, casas y hasta recursos económicos generalmente en inversiones financieras en determinados plazos.

El Partido Movimiento Ciudadano, a través del legislador, Jorge Álvarez Máynez, su representante en la Cámara de Diputados Federales , allá en San Lázaro de la ciudad de México, hizo saber que en próximos días se discutirá en ese recinto legislativo la iniciativa presentada por su partido para gravar fiscalmente los legados, herencias o donaciones entre familiares cercanos y que desde su creación hace años y a la fecha, está vigente.

Tentativamente y al menos en principio, según se marca en la mencionada iniciativa, la tasa a cobrarse sería progresiva, es decir, el pretendido cobro sería a partir de que los bienes e inmuebles o dineros en efectivo sea entre los 10 millones y 50 millones de pesos y se está proponiendo que se pague el 10 por ciento de los montos mencionado.

Cuando los valores se entre 50 y 100 millones de pesos se pagaría el 20 por ciento del total y cuando se excedan los 100 millones, sería un 30 por ciento.

No hay duda de que esta iniciativa busca que los “ricardos” o sean los ricos, dejen de manipular sus intereses para evadir pagos al fisco y por esa razón se pretende que las herencias menores de 10 millones de pesos sigan quedando exentas con base en que patrimonios legados o heredados menores a 10 millones de pesos, son acorde a los tiempos que vivimos ya que una propiedad razonable anda debajo de los diez millones de pesos.

La canalización de este pago al fisco, de acuerdo a lo dicho por el diputado federal, Jorge Álvarez Máynez, llevaría el concepto de impuesto sobre la renta.

Para infinidad de personas, la propuesta no es mala y, por el contrario, pondría fin a la fuga de recursos que sobradamente se pueden justificar porque de aprobarse estaría dirigida a la mayoría de cientos de familias que su “poder económico” fue creciendo gracias a la plusvalía de sus terrenos e inmuebles lograda a través de los años estando sustentada en las obras municipales, estatales y municipales realizadas en su entorno.

Esto sin agregar que su pago del predial está “protegido” o “cobijado” en un valor irreal, es decir, que en muchas ocasiones no representa siquiera el 20 por ciento del verdadero valor de esa casa, edificio o terreno, gracias a su influencia de ser “familias conocidas de la región”, al menos es lo visto y conocido durante años en donde los “ricardos” tienen formas y maneras de pagar poco, mientras que para los descamisados o desamparados, no hay quien vele por ellos, siendo un hecho que a esa influencia recurren los ex alcaldes y gobernadores, existiendo en Coahuila ejemplos fehacientes de esas corruptelas.

En opinión de coahuilenses, esta iniciativa vendrá a poner freno a las canonjías de que goza la clase mal llamada alta. (www.intersip.org)

About