Saturday, 8/5/2021 | 10:46 UTC-5
InterSIP Noticias

Los niños y niñas de hoy

Los niños y niñas de hoy

            OPINIÓN

            Por Guillermo Robles Ramírez

            Los niños y niñas de hoy

GuillermoRobles perfil columna

            Los jóvenes de ahora, preguntan constantemente a los adultos mayores de la actualidad si su época fue mejor que la que está viviendo la generación actual. En mi opinión y la he externado, es de que los mejores tiempos o años son los que cada quien vivió en el pasado, los del presente y los que vengan en el futuro.

            Una gran variedad de inocentes e inofensivos juegos para niños de los años de los adultos mayores, desaparecieron y pasaron al total olvido que, si fuesen expresados en estos años, servirían de mofa para algunos niños contemporáneos, y de sorpresa y admiración para otros.

            Insisto que los más bonitos tiempos vividos son los que cada quien tuvo oportunidad de disfrutar en su tiempo.

            Ahora bien, si nos referimos a los valores de los niños de antes, a los de ahora, ahí sí marcaría una gran diferencia, y comparativamente diría que actualmente existe una gran pérdida de valores, en la que me hace pensar que ya no hay niños o niñas como los de antes.

            Por desgracia pese a su corta edad se comportan no solo como adultos, sino cometen las violaciones que solo eran exclusivo de adultos o cumplido los 18 años de edad en donde ya no se considera como menores de edad.

            Un ejemplo claro lo tenemos con niñas de apenas 10 años de edad que ya son madres. Tan solo en Coahuila 202 menores de edad ya dieron a luz y que continúan con su actual pareja en donde la diferencia de edad del conyugue llegan a duplicarla o hasta triplicarlas entre las edades de 30 a 40 años de edad.

            La mayoría de estos casos éstas menores de edad son seducidas por un adulto para tener relaciones sexuales con consentimiento, haciéndolas creer que ese es amor eterno, aunque en realidad se trate de un delito de estupro.

            Ahora bien, por el otro lado, los dizques “niños” de hoy que solo lo son catalogados por su edad; ya fuman cigarrillos normales, pero los hay los que le “entran” a la mariguana u otra droga.

            Los supuestamente niños de los tiempos actuales ya matan; beben alcohol; gritan y responden con groserías a su madre o padre; entran a salas cinematográficas a ver películas para adultos, tienen sexo pese a su edad, etc.

            Para abreviar por razones de espacio para hacer una relación completa de lo que los “niños” de hoy son “menores de edad” por su edad, sin embargo, actúan como adolescentes, o adultos.

            Esto sin faltar y se ha hecho público, el hallazgo de armas de fuego en las mochilas de escolapios de primaria, además no faltando aquellos que siendo aún menores se han “reclutado” por voluntad propia a grupos delincuenciales.

            El aumento del uso de menores de edad para perpetuar delitos de adultos, desde algo simple como un robo, así como en el mundo del narco o niños sicarios que, si llegan a ser atrapados por las autoridades, la misma legislación les impide ser procesados como adultos y son sentenciados a castigos menores para posteriormente dejarlos bajo libertad y por ende regresan a este mundo del crimen.

            También hemos encontrado publicaciones en donde menores de edad amenazan a sus propias mamás; como lo sucedido tres años atrás en nuestra Entidad cuando un niño de doce años de edad amagó con un cuchillo en mano a su madre y hermanitos para luego encerrarlos en una de las habitaciones de su hogar. Lo anterior en una colonia de la cabecera municipal de Piedras Negras, y todo porque la mamá no lo dejó salir de la casa para jugar fútbol soccer con sus amigos.

            Este es tan solo algunos de los múltiples casos expuesto en esta columna como un ejemplo de hasta dónde han llegan los “niños” de hoy, circunstancias que los adultos mayores, en donde ni por el pensamiento pudo haberles pasado que un “mocoso” amenazara con arma blanca a su progenitora.

            Este grave cambio no es exclusivo de una ciudad coahuilense, sino es una problemática que se ha generalizado no solo en las áreas urbanas, sino lamentablemente hasta en el sector rural en donde también han desaparecido no solo los entretenimientos infantiles, sino los valores y el respeto a la madre, padre y abuelos. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org