Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

¡Qué embrollo!

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

¡Qué embrollo!

No estoy de acuerdo en el decomiso de productos piratas como música en cualquier presentación DVD, CD, USB, así como prendas de vestir, perfumes, calzado, etc., que se hace a los comerciantes de los mercados o las llamadas “pulgas” aun cuando es un delito lo que cometen esos vendedores, como tampoco estoy de acuerdo en que no se combata a las grandes mafias que producen esas imitaciones fuera de la ley, igualmente no tolero que las compañías grabadoras de música saquen sus productos a la venta a precios exorbitantes. A lo anterior ha motivado que cada vez se incremente la reproducción ilegal de música, películas a tal grado que entre ellos compiten ya que cualquiera puede hacerlo desde su propia casa.

Tampoco estoy de acuerdo en el decomiso de ropa y calzado metida de contrabando a nuestro país, pero así mismo no tolero que las autoridades no cierren las puertas fronterizas que es por donde entra todo y en cantidades extravagantes. Algo que lo regula y controla, el Gobierno Federal de la Cuarta Transformación.

Total, para detener estos delitos en México, hay que cortar la raíz, porque mientras no se hagan, las cosas seguirán iguales y peor, es decir, se reconozca o no, la venta en México de la famosa y conocida “fayuca”, es todo un embrollo, porque debemos partir del hecho de que si esos artículos extranjeros se venden normalmente en las calles de nuestras ciudades, es que entraron por los puentes internacionales y si los introdujeron a México es que alguien los policías fiscales y administradores aduanales los dejaron pasar.

En consecuencia, hasta qué punto es justo decomisar y detener a la cárcel el o, los productos de contrabando si, por otra parte, hay quienes los dejan pasar.

Por qué no cortar la raíz si es que realmente pretendemos acabar con un problema para los productores, porque los consumidores estamos felices de que entre “fayuca” porque es más barata y mejor calidad que muchos de los productos mexicanos, lamentablemente hay que reconocerlo porque es la verdad.

El combate que las autoridades de Hacienda y la Fiscalía General de la República (FGR), autoridad que reemplazó a la Procuraduría General de la República (PGR); durante la actual Administración de López Obrador y que en teoría dichas autoridades deben de luchar contra el contrabando, incluyendo aquellas realizadas en los puentes internacionales, que es por donde todo pasa y es donde nadie cuida o al menos no se ve en los hechos que lo hagan.

Respecto a la venta de unidades de memoria como los DVD, USB, y musicales piratas, igualmente nuestros policías locales y federales, saben dónde se producen, aunque honestamente no le compete o bien no tiene facultades la policía municipal siendo solamente autoridades federales pero que tampoco intervienen y pretenden acabar con esos artículos piratas decomisando los que encuentran en el mercado, mientras tanto las fábricas de los piratas siguen produciendo más y más, total que todo hace indicar que lo que se pretende es que no se acabe el negocio y simplemente simular y aparentar que se está combatiendo el vicio de los piratas y el contrabando de mercancía en general, por tanto, como que no es justo que la pelea sea parcial y no se llegue a fondo.  (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) www.intersip.org