Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Y dicen que somos los mentirosos

Como cosa rara a los varones siempre se les ha acusado de mentirosos, machistas e infieles. Lo de mentirosos considero que todos alguna vez en la vida han cometido éste acto aunque sea una  piadosa. Lo de machista no se sabe si nada más se goza de la fama porque cada vez existen más mandilones y denuncias de hombres de ser víctimas por maltrato familiar golpeados por sus cónyuges nada más que por una cuestión cultural casi no denuncian dada las cifras en denuncias en donde cada siete de ellas, dos corresponden a los varones por ésta causa. En la infidelidad la cosa como que cada vez está más pareja, ya los dos tienen las mismas oportunidades y circunstancias para ambos con la diferencia que las mujeres son más discretas en este asunto y no lo presumen como si fuera un trofeo cosa contraria que hace el sexo opuesto.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Y dicen que somos los mentirosos

Como cosa rara a los varones siempre se les ha acusado de mentirosos, machistas e infieles. Lo de mentirosos considero que todos alguna vez en la vida han cometido éste acto aunque sea una  piadosa. Lo de machista no se sabe si nada más se goza de la fama porque cada vez existen más mandilones y denuncias de hombres de ser víctimas por maltrato familiar golpeados por sus cónyuges nada más que por una cuestión cultural casi no denuncian dada las cifras en denuncias en donde cada siete de ellas, dos corresponden a los varones por ésta causa. En la infidelidad la cosa como que cada vez está más pareja, ya los dos tienen las mismas oportunidades y circunstancias para ambos con la diferencia que las mujeres son más discretas en este asunto y no lo presumen como si fuera un trofeo cosa contraria que hace el sexo opuesto.

            Hay que reconocer que las mujeres siempre le llevarán ventaja en cuanto a la inteligencia, creatividad y belleza. Un ejemplo de ello sería para quienes se pudieran cuestionar qué es lo que una joven esposa, con preparación académica siendo estudiante de una universidad privada como la del Valle de México, podría inventar para salirse con sus “compañeros”.

            La creatividad de esta mujer de nombre Azereth Velázquez Cázares, rebasó los límites; y sin medir las consecuencias le dio instrucciones al guardia de seguridad de la misma institución universitaria, para dar aviso a su esposo cuando fuera por ella, que había sido motivo de la privación de su libertad provocando toda una movilización por parte de las autoridades activándose el código rojo y gracias a ello el cateo de un domicilio esto según la información publicada en medios locales de su gran hazaña para que terminara todo de una broma para poder salir con sus amistades y quedando impune de cualquier delito.

            Esta fémina desesperada, aburrida y evidentemente carente de confianza para dialogar con su pareja, todo indica que su bromita es el reflejo de una total  ignorancia de lo que acontece en su alrededor, se puso a jugar con el tema que ocupa en primer lugar en el país antes que el trabajo que es la seguridad.

            Ahora sí como dirían por ahí a qué persona coherente se le ocurriría jugar con un intento falso de secuestro cuando las cosas están que arden en el país en cuanto a todo lo que se refiere en el tema de seguridad, siendo éste uno de los mayores temores que se tiene entre la población de ser víctima de éste delito de privación de libertad por el crimen organizado.

            En ésta dizque broma dejó muy en claro a la sociedad varios mensajes en donde primeramente será un ejemplo a seguir para otras féminas que quieran salir a tomarse un cafecito o una fiestecilla y en caso de que sean  descubiertos en flagrante por las autoridades no  pasa nada. Aunque contradictorio a la aprobada reforma en el Código Penal de Coahuila en el 2013  en donde se castigarán a los bromistas quienes hagan uso indebido de los sistemas de emergencia con un castigo de seis a 12 meses de prisión y multa de 50 a 200 días de salario mínimo y dicha conducta queda establecido como delito con castigo a quien por cualquier medio, reporte hechos falsos a instituciones públicas o privadas que presten servicios de emergencia, protección civil, bomberos o seguridad pública.

            Extraño actuar por parte de las autoridades estatales al no fincarle algún castigo aun cuando ha existido una gran difusión en los medios electrónicos sobre el castigo a bromistas telefónicos que ocupan éstas líneas.  No debe de haber distinción a lo que ésta estudiante hizo ya que de igual manera cometió el mismo acto aunque sea con una responsabilidad compartida porque la denuncia lo hizo su esposo sin tener conocimiento de la broma de su compañera pero también el elemento de seguridad de la institución universitaria también fue copartícipe quien se prestó a la petición de una estudiante a hacer uso de la movilización de elementos del Grupo Especial de la PGJE, Grupo de Reacción Operativa Metropolitana y Policía Ministerial  quienes hicieron un excelente trabajo al acudir al llamado inmediato de un código rojo por el supuesto levantón robándoles esa oportunidad a otro ciudadano que realmente hubiera sido víctima de un secuestro en donde se dispusieron no solo de elementos sino un gasto al erario público porque aunque no se diga todo tipo de operativo de emergencia tiene un costo de logística.

            Por otro lado el elemento de seguridad de la Universidad del Valle de México rompió todo protocolo de salvaguardar la integridad de los estudiantes así como personal de la misma institución. Dejando muy en claro la vulnerabilidad de seguridad en la que se encuentra esta institución que con el simple hecho de que un estudiante le ordene para que sirva no solo de mensajero sino se preste a una broma lo hace de igual manera o mayor la responsabilidad en éste caso en particular pues siendo el caso contrario el esposo de Azereth Velázquez hubiera tenido la versión correcta ésta broma se hubiera controlado muy a tiempo sin necesidad de realizar la movilización de las autoridades.

            A nadie se le desea un mal pero esperemos que por andar de mentirosa y bromista algún día no le pase lo que al pastorcito mentiroso, y en verdad no tenga que verse a la necesidad de estar en una situación de secuestro de ella o de algún familiar en donde ya con el antecedente las autoridades ya no le crean. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org