Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Más oscura que su conciencia

Después de haber sido idolatrado internacionalmente por los medios periodísticos estadounidenses y haber posado en la portada de una revista como el gran salvador de México, sin mencionar sus nombramientos internacionales como “Ciudadano Global”, “Premio Estadista Mundial 2014”, entre otros en donde se admiraba la democracia  y avance estructural de nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto, perdió todo ese encanto convirtiéndose en el rey Midas de la muerte y corrupción.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Más oscura que su conciencia

Después de haber sido idolatrado internacionalmente por los medios periodísticos estadounidenses y haber posado en la portada de una revista como el gran salvador de México, sin mencionar sus nombramientos internacionales como “Ciudadano Global”, “Premio Estadista Mundial 2014”, entre otros en donde se admiraba la democracia  y avance estructural de nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto, perdió todo ese encanto convirtiéndose en el rey Midas de la muerte y corrupción.

            La imagen que tienen de México en el extranjero no es nada bueno y mucho menos la del presidente Peña Nieto en donde inició con el pie izquierdo en los lugares que ha visitado como lo fue a Washington, DC y muy a pesar de la protesta internacional, Obama y su gobierno continúan apoyando al gobierno escandalosamente corrupto y criminal de Peña Nieto, con millones de dólares a través del Plan México por lo que consideran los manifestantes que también los Estados Unidos y Obama son en parte responsables de la tragedia actual en México. Lo mismo sucedió con su visita en la Gran Bretaña lleno de escándalos y negativa por su visita. Como si fuera lo opuesto del rey Midas en donde nación que visita mismo país que es condenado de la misma manera como se le señala al Presidente de México.

            En su intento desesperado por tratar de salvar ya no a México sino su propia imagen de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto hace unos días pasados se hecho al extremo de  una onda de burla de medios de comunicación  y redes sociales después del silencio de reporteros a su anuncio de la investigación de gobierno en las alegaciones de corrupción por su familia y el Secretario de Hacienda, dándose vuelta lejos del micrófono en donde se alcanzó escuchar su comentario final: “Ya sé que ninguno aplaude” “o yo ya sabía que ellos no aplauden.”

            Tardó más el Presidente de México en dar su anuncio que en un estallido del nuevo #YameCanse pasó en cuestión de minutos a acomodarse como la nueva tendencia en el Twitter  #YaSeQueNoAplauden.

            La crítica internacional tampoco se dejó esperar sobre la investigación por el conflicto de interés de Enrique Peña Nieto, puesto que no es común que un presidente de alguna nación lance una investigación a sus propios familiares e integrantes de gabinete en donde los principales a investigar sea su propia esposa, es decir, la primera dama de una nación y su Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

            Otro movimiento en su intento de salvar su propia imagen en donde él mismo hizo lo imposible de meterse un jaque mate en el intento desesperado de ponerse como una persona intachable y víctima de un escándalo provocado por revelaciones que él, su esposa y Luis Videgaray, tienen casa compradas a crédito de los afiliados de una firma de edificio que se ha beneficiado de contratos de gobierno y en donde cada uno de los involucrados dicen no haber hecho nada malo.

            En su montaje falso para intentar aclarar su transparencia en donde el mismo gobierno será juez y parte con el cuestionado nombramiento de Virgilio Andrade, como Secretario de la Función Pública para evitar que se abriera una comisión especial y con facultades para poder investigar los contratos hipotecarios que están en el centro del escándalo, en donde dicha facultad lo tiene la Cámara de Diputados.

            Su mensaje fue claro, en donde dice que el Programa Anticorrupción no funciona o al menos es una herramienta del gobierno federal para linchar a aquellos que no estén a su favor.  Igualmente sus intenciones fueron precisas en donde normalmente y lógico que cualquier nación hubiera hecho con honestidad era haber formado un organismo no gubernamental con plena facultades legales para hacer dicha investigación y no lo contrario hacer su propia comisión siendo más que evidente que el conflicto de intereses es oscura en México. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org