Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Carlos Robles

Gera presume lo que no tiene

Es ilógico, además de desvergonzante que tengamos Alcaldes coahuilenses que hablan de que en su municipio hay y se vive una “chicha” tranquilidad y que no pasa nada, cuando un día antes se hizo la aprehensión de jefes de cárteles decomisándoles fuertes arsenales.

Mi Columna

Gera presume lo que no tiene

Por Carlos Robles Nava

Es ilógico, además de desvergonzante que tengamos Alcaldes coahuilenses que hablan de que en su municipio hay y se vive una “chicha” tranquilidad y que no pasa nada, cuando un día antes se hizo la aprehensión de jefes de cárteles decomisándoles fuertes arsenales.

Además, los “representantes” del pueblo, al menos en teoría, hablan de la confiabilidad de sus policías municipales y de que ya cuentan con más elementos, mientras que las familias de las colonias no de la periferia sino hasta las de alcurnia, al igual que los comerciantes enfrentan robos diariamente.

Eso no solo es ridículo, sino burlesco y falta de respeto para su comunidad a la que supuestamente representan o como demagógicamente lo dicen, se deben, que es incorrecto decirlo, cuando justo es, le deben la oportunidad de tener ingresos seguros a través de nómina y entradas económicos por otros caminos.

Por razones de trabajo estuve en Monclova, Coahuila, la semana ante pasada, lo que me dio oportunidad de platicar con amigos y clientes que lamentan la grave falta de seguridad que prevalece en la tierra del acero, desde hace más de año y medio.

Cuando  preguntó cómo andaban de seguridad,  respondieron con expresiones ofensivas y llenas de amargura diciendo “está de la chingada, ya no puedes andar seguro por las noches” o bien, al menos ciertos comerciantes que aseveran que “de repente te caen y te exigen dizque piso”.

En lo que coinciden con quienes conversé es que no hay policías suficientes, cosa que no debe extrañarnos, pues de los 38 municipios del Estado, no hay uno solo que cuente con los policías necesarios de acuerdo con el número de habitantes y que es lo recomendado por las organizaciones internacionales de seguridad que es en promedio 3 por cada mil habitantes.

Esto es una realidad, como igual es una verdad de que ha sido en los últimos cuatro años en que los municipios han puesto más atención al contar con cuerpos de seguridad capacitados, bien pagados y al menos dos por cada mil habitantes.

Considerando lo anterior y suponiendo que Monclova cuente con 200 mil habitantes, su cuerpo policiaco debe estar conformado cuando menos por 400 elementos, considerando ahí los que descansan, comisionados en oficinas públicas de los diferentes niveles, incapacidad por enfermedad, etc.

El pasado sábado, en Monclova policías acreditables y del Grupo de Armas Y Tácticas Especiales (GATE), detuvieron a Ignacio Torres Avendaño, quien al menos se identificó como jefe de plaza de un grupo de la delincuencia organizada que actúa en Nuevo Laredo, Tamaulipas, así como a su “guarura” Mariano Nájera Sifuentes. En la pick up en que viajaban se les requisó fuerte arsenal figurando un lanza-granada, al margen de metralleta, pistolas y municiones.

Una semana antes de la aprehensión de los citados delincuentes, el edil monclovense, Gerardo García Castillo, muy orgulloso declaró que cuenta ya con 239, añadiendo “nos dejaron 140 y ya tenemos 239”, insuficientes para dar la más mínima seguridad a sus paisanos que dizque gobierna.

Lo anterior confirma porqué las constantes balaceras que no son otra cosa que disputa del mercado de mariguana, cocaína y otros estupefacientes, robos a negocios, secuestros y extorsiones, entre otras calamidades que enfrentan los monclovenses.

Al día siguiente de la detención de los capos de delincuencia organizada, don Gerardo, le dio cuerda a su egolatría para seguir presumiendo de lo que no tiene o sea seguridad para los monclovenses y policías sino suficientes, al menos algo que se le parezca, pues las mismas cifras que él revela lo exponen a que lo tachen de hablador y mentiroso, al alardear y presumir lo que no tiene Monclova o sea seguridad, engañando a su pueblo al decir que ya contrataron cien nuevos policías, pero ocultando la reposición en esos 100 de 30 que no aprobaron el examen de confiabilidad y se dieron de baja, en consecuencia lo nuevo, nuevo, son solo 70.

Lo del cese de los 30 policías por no obtener la acreditación, el mismo Edil lo dio a conocer a la prensa monclovense. Por mentiras y presumir de lo que no se tiene, los pueblos rechazan a sus gobernantes. (www.intersip.org)