Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Se cayó Quique

En cualquier actividad, sin importar cuál, cuando se anda en las nubes y la imagen se viene abajo repentina y estrepitosamente, es de lo peor que pueda suceder y más, siendo un personaje importante en la política.

Mi Columna

Se cayó Quique

Por Carlos Robles Nava

En cualquier actividad, sin importar cuál, cuando se anda en las nubes y la imagen se viene abajo repentina y estrepitosamente, es de lo peor que pueda suceder y más, siendo un personaje importante en la política.

La revista estadounidense “Forbes”, que circula en una gran cantidad de países del Mundo, el año pasado colocó a Enrique Peña Nieto, Presidente de México, en la posición 37ª dentro del ranking de las personas más poderosas del Orbe.

El “preciso” en ese entonces y no era para menos, se elevó al cielo, por visualizar de alguna forma el orgullo que sintió, por cierto no era para menos y, hablando de su gabinete no faltaron aquellos que también se pusieron el saco del jefe como fueron, en particular, los Secretarios de Hacienda y Gobernación, Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, que se sentían “iluminados” por considerarse los dos “bastiones” cuyos sectores han apoyado a Peña Nieto, en las reformas hacendarias, energética y comunicaciones ya que en aquel entonces, tras su aprobación se consideró que México había roto el tabú particularmente por cuanto hace a la participación de la inversión extranjera en el asunto de la explotación de hidrocarburos de todo tipo y en el área de comunicaciones, mientras que por el lado hacendario se dio por hecho que nuestro país entraba a una etapa fuerte en el sistema fiscal al meter al huacal de pagar contribuciones a muchos sectores con artimañas y sin éstas que han eludido por años sus obligaciones con Hacienda.

Se vinieron los mese y, muchas de las reformas de las leyes modificadas, no mostraron sus bondades y siguen sin hacerlo, cayendo la imagen que en el reciente pasado había mostrado al Mundo el gobierno federal de Peña Nieto.

Por desgracia, para la administración federal, la nueva imagen que mostraba confianza, fue desapareciendo y al hacer el área editorial de la revista “Forbes” una nueva evaluación sobre la conducción de Peña Nieto, encontró desaliento y lo tumbó hasta el lugar 60 bajando así 23 escaños.

Sin tomar a equivocarme, está caída que le dieron a Quique, el preciso, debe haber sido desastrosa y negarlo, sería no una falacia, sino una total mentira, porque el ego, es el ego, recordando que en aquellos meses del 2013, no solo la revista “Forbes” ponía en las nubes a nuestro mandatario nacional, sino periódicos del vecino país del Norte, lo tenía en una alta estima  hablando desde el punto de vista imagen, como fueron los influyentes diarios El New York Time y el Washington Post.

Sin embargo, para los politólogos, Peña Nieto está a unos cuantos días de llegar apenas a su segundo año de gobierno, que por desgracia con tantos desaparecidos y muertos en el conflicto y la gravedad como ha ido en ascenso el comercio de las drogas, no ha sido un buen año.

Los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre de este 2914, han sido los más aciagos para el gobierno federal por los hechos vividos en Tamaulipas, Michoacán y Guerrero, donde no han faltado las indiscriminadas matanzas no solo de malandros metidos al repugnante comercio de las drogas, sino porque en esa disputa de plazas o territorios, se ha asesinado a gente inocente por estar como ahora se justifican esas muertes “en el lugar menos indicado”.

A la sangre que ha corrido en los últimos cuatro meses, hay que sumar el estancamiento de la economía, al menos para los que menos tienen que por desgracia es donde recalan los principales problemas de todo tipo de cualquier país, así como las leyes hacendarias que cada vez son no más rígidas, sino injustas como siempre para para el padrón de causantes, conocidos como los mismos de siempre a quienes les cobran los impuestos y se les aplican las novedades fiscales que crean los “pensadores” de la Secretaría de Hacienda.(www.intersip.org)