Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Una pelea dispareja

Muy disparejo estuvo en el reciente pasado 2014, el combate o guerra para evitar en la temporada decembrina de cada año, el uso y encendido de “cuetes” entre la población, particularmente de menores de edad de Saltillo, Coahuila, por los riesgos que corren.

Mi Columna

Una pelea dispareja

Por Carlos Robles Nava

Muy disparejo estuvo en el reciente pasado 2014, el combate o guerra para evitar en la temporada decembrina de cada año, el uso y encendido de “cuetes” entre la población, particularmente de menores de edad de Saltillo, Coahuila, por los riesgos que corren.

Para muchos saltillenses, en esta temporada decembrina en que se acostumbra el “tronido” de esos productos, preferentemente dizque para despedir el año “viejo” y recibir el nuevo, ocurrió más de lo acostumbrado e inclusive no solo en las noches y primeras horas del 24 y 25 y del 31 de diciembre y primero de enero, ya que todavía el día primero de enero al mediodía, por la tarde y noche, por diversos rumbos de la ciudad capital coahuilense, seguían de manera “tupida” los truenos de los “cuetes”, probablemente de los “sobrantes” que tuvieron de días pasados, lo que habla en sí de la venta inmoderada que hubo de “cuetes”.

Por una parte, muy a pesar de calificar a la región Sureste y en particular a Saltillo, Ramos Arizpe y Arteaga, como zona metropolitana, la verdad es que cada quien jala para el lado que le conviene con lo disparados y fuera de la realidad en que están los respectivos reglamentos y normativas en diversas campañas, en lo que deben poner más atención sus respectivos ediles para homologar esos reglamentos.

El combate contra la venta de “cuetes”, es uno de los tantos ejemplos de esa disparidad que existe por muy zona metropolitana de que se jacten estos tres municipios, pues mientras que en unose prohíbe su comercialización, en otro contiguo o cercano, se otorgan permisos para venderse por puños, sin medidas de seguridad y protección para quienes acuden a comprar esos productos y menos para las familias que viven en los alrededores de esos puestos de vendimia.

Mientras que en Saltillo y Ramos Arizpe, los cuerpos policiacos y elementos de Protección Civil, son insuficientes para prohibir la venta y uso de los “cuetes”, en Arteaga cada año se venden indiscriminadamente, siendo los principales compradores residentes de Saltillo y Ramos Arizpe.

Otra de esta dispareja lucha contra el uso y venta de los “cuetes”, es el disimulo comprado por los “puesteros” que comercializan esos productos y las extorsiones de algunos elementos de la Policía Municipal y Estatal que “venden” protección a los vendedores de dichos artículos que se ubican preferentemente en los mercados sobre ruedas a través de la cantaleta de pagar “derecho de piso” que a final de cuentas es una vil y real extorsión de las autoridades de seguridad.

No hay duda de que policías de ambas corporaciones, hacen “rondines y visitas” a los mercados sobre ruedas, pero no es precisamente para decomisar los “cuetes” o detener a sus comercializadores, quienes éstos y otros “puesteros” que no están de acuerdo en esta venta al margen de las medidas de seguridad y de hecho ilegal conforme a los reglamentos policiales, a los cuatro vientos externan que los “polís” acuden a los mercados sobre ruedas, no ha vigilar y evitar el comercio de esos productos de polvora, sino van por su moche o como ellos mismos le han denominado “cuota o derecho de piso”.

Es realmente rechazante y vergonzoso que guardianes del orden público de cualquiera de sus niveles, sean los “protectores y pasalones”, claro por dinero, de los vendedores de “cuetes”, echando por tierra la mini vigilancia por falta de elementos de la Dirección Municipal de Protección Civil, que por más que se desvivió pidiendo el apoyo de los medios de comunicación para recomendar el no uso, por la peligrosidad de los “cuetes”, en especial en el caso de pequeños, fue más fuerte la extorsión y cobro de “piso” de los “cuicos” que los exhortos de la autoridad.

Mientras los reglamentos municipales en cualquiera de su género, no se homologuen o empaten como supuestamente se estable en el nuevo sistema de zonas o centros metropolitanos, será un cero a la izquierda, toda campaña que se realice.(www.intersip.org)