Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

Y que se la pasan por el arco del triunfo

Muy a pesar de que en la capital de Coahuila se prohibió la venta de pirotecnia en donde Protección Civil en Saltillo echaron andar el Operativo trueno en donde  se vigiló la no comercialización de fuegos pirotécnicos en esta temporada decembrina 2014 su campaña fue opacada por los municipios vecinos quienes sí permitieron su venta bajo la vigilancia o supervisión del Ejercito Mexicano.

OPINIÓN

Por: Guillermo Robles Ramírez

            Y que se la pasan por el arco del triunfo

Muy a pesar de que en la capital de Coahuila se prohibió la venta de pirotecnia en donde Protección Civil en Saltillo echaron andar el Operativo trueno en donde  se vigiló la no comercialización de fuegos pirotécnicos en esta temporada decembrina 2014 su campaña fue opacada por los municipios vecinos quienes sí permitieron su venta bajo la vigilancia o supervisión del Ejercito Mexicano.

Sin embargo el gusto por tronar cuetes por parte de la ciudadanía fue más que evidente desde una semana antes a la fecha de navidad se estuvieron escuchando no solamente  en la ciudad de Saltillo, sino en el resto de los municipios las escandalosas fiestas y tener que soportar a los desafinados artistas frustrados cantando en estos modernos karaoke que no siendo suficiente los gritos y aullidos de estos “artistas” fracasados todavía le suben más al volumen hasta altas horas de la noche y gran parte de la madrugada. Pero el cierre con broche de oro son los estruendos de los cohetes de botellas, los petardos y todo aquellos fuegos artificiales prohibidos ya están a la venta de manera clandestina. Pese a que se ha prohibido la venta de fuegos pirotécnicos tipo caseros, éstos se siguen haciendo porque entre más grandes y peligrosos resulten mayor demanda tienen, incentivando a la venta ilegal de explosivos pero sobre todo por la inexistencia de la sanción para quienes detonen los cohetes ya que la sanción le corresponde al Ministerio Público Federal que ni siquiera éste su humilde columnista tiene conocimiento de su existencia o localidad en la ciudad de Saltillo siendo lo mismo en el resto de las entidades municipales.

            Las campañas publicitarias por parte de las autoridades no han logrado penetrar a la conciencia de los ciudadanos en el peligro en el que se exponen ya que la mayor cantidad de accidentes que suceden durante ésta época son incendios, muertes, heridos, y hasta la pérdida de algunos de sus miembros.

            No hace falta leer los periódicos para darnos cuenta que su venta clandestina se sigue practicando sin tan solo basta estar escuchándolos antes de la celebración de la Nochebuena y Navidad.

Siendo suficiente el susto que tienen  los coahuilenses con los estallidos de las armas de fuego durante los enfrentamientos del crimen organizado, que en su primera detonación nos hace dudar si se trata de otro hecho violento de seguridad o de un «juego pirotécnico».

            Aunque la venta de fuegos pirotécnicos caseros fueron prohibidos en toda la república por parte de la SEDENA, y también su restricción  para los establecimientos autorizados, es muy difícil lograr el control de éste, pues quedó demostrado la venta no solo en Saltillo, sino también se escuchan previa a las fiestas decembrinas en Ramos Arizpe, Torreón, Monclova, y en el resto de los 33 municipios.

            La sociedad siguen siendo ciegos y sordos a cuanta campaña de prevención de juegos pirotécnicos sin importarle si se trata de un aviso por parte de las autoridades federales o estatales, quedando demostrado que solamente con la macana entra la cultura.

            Las leyes y las normativas siempre han estado ahí, en donde se prohíbe  el almacenaje en el hogar, la venta, o cualquier tipo de comercialización de explosivos caseros llámese juegos pirotécnicos o como le quieran llamar pero que están regulados dentro de la constitución mexicana, no le falta nada, sino únicamente la logística e inteligencia militar para echarla andar a nuevos puntos de la república, pues su venta ya no es única en unas  cuantas entidades del país, sino ha sido extensiva a un incremento en estados como en Coahuila, Veracruz, Oaxaca, y sus principales cabeceras municipales como Saltillo, Torreón, y Ramos Arizpe. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org