Noticias Coahuila, Lideres de Opinión, Reportaje SIP

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Guillermo Robles

Ellos también dicen: Recuérdame…

Se inició el mes de agosto con muchas festividades en la capital de Coahuila. Primero fue la celebración de su 438 aniversario como ciudad aunque su fecha oficial es cada 27 de julio pero siempre se extiende al mes de agosto para seguirle con las festividades de Santo Cristo en las afueras del templo mayor.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Ellos también dicen: Recuérdame…

Se inició el mes de agosto con muchas festividades en la capital de Coahuila. Primero fue la celebración de su 438 aniversario como ciudad aunque su fecha oficial es cada 27 de julio pero siempre se extiende al mes de agosto para seguirle con las festividades de Santo Cristo en las afueras del templo mayor.

¿Y los abuelos, qué?, supuestamente agosto anteriormente era considerado como el mes de los adultos mayores, el mes en el que se festeja a los abuelos, a esas personas que alguna vez fueron productivas y que ahora, en muchos de los casos, son tratadas de manera indiferente, de manera discriminatoria pero tantito peor olvidado por las mismas autoridades o al menos la presencia de sus funcionarios públicos o altas autoridades no han hecho acto de presencia, ni siquiera de mentiritas con publicidad a la vista para taparle un ojo al macho. Pero eso sí cuando hay campañas electorales es el primer sector de la población a quien más corren no solo para sumar un voto más sino para captar esa imagen de campaña para demostrar sensibilidad y calidad humana.

Eso no es justo, porque los abuelos, si bien no tienen la misma energía física y su mente ya no funciona a la perfección, definitivamente son personas entusiastas, de excelente carácter, personas sabias que nos enseñan sus experiencias, que nos ofrecen sus sonrisas, nos tienen su mano y nos hacen ver que la vida tiene un gran significado por lo que se debe valorar más.

La gente mayor tiene derecho a trabajar a ser productiva, eso los hace útiles a la vida, además de que aún hay personas que están fuertes, incluso mucho más fuertes que infinidad de jóvenes.

Por tristeza solamente son apoyados para que se conviertan en empacadores voluntarios en los centros de autoservicio, sin que ninguna autoridad busque nuevas opciones como es el apoyo y orientación para que abran talleres de artesanías, pinturas, entre otros.

Estamos hablando de personas con gran experiencia, gente que ha vivido mucho y que merece todo el apoyo del gobierno y todo el respaldo de la sociedad, porque son personas que merecen ser tratadas con dignidad.

Es muy desafortunado observar que hay personas como operadores del transporte urbano que se niega a darles el servicio solo porque los ven viejos.

A simple vista engañan a cualquiera por la sencilla razón de que se ven gente grande pero contrario a eso tienen problemas como un niño en enfermedades iniciando con lo que más les afecta que es el Alzheimer que tiene que ver con la pérdida de la memoria, pero en su inicio de este tipo de enfermedad sin padecer los niños son distraídos no poniendo atención viéndose a la necesidad de repetirles las cosas como si la perdieran. Al igual que un infante si se les deja solos son propensos a los accidentes a causa de las caídas.

Son personas que necesitan cuidados especiales, que requieren de mucha compañía, por lo general son acompañados por sus hijos y nietos, pero se dan casos, de adultos mayores que viven prácticamente solos.

Los ancianitos reciben la ayuda y la compañía de sus familiares cercanos pero en ocasiones se transforman en algo muy difícil  de organizar y llevar a cabo por cada uno de los miembros de la familia, es decir, los familiares tienen compromisos de trabajo y otras ocupaciones y eso hace que los abuelitos se queden solos, por lo que se deprimen o bien, por su condición física sufren accidentes en el hogar y en muchos de los casos esos accidentes resultan fatales.

Los abuelitos tienen derechos que debemos respetar el resto de las personas, tienen derecho a una buena alimentación, a un buen trato, a vivir en un sitio digno, pero desafortunadamente hay quien se olvida de respetar esos derechos de las persona adultas, por ello es necesario que autoridades y sociedad civil aprendamos a respetarlos, a disfrutarlos y a mostrarles que son gente valiosa, personas que hay que atesorar, querer y respetar siempre, porque alguna vez sus manos fueron fuertes y contribuyeron al desarrollo de sus comunidades y no solo en agosto hay que festejarlos, sino todos los días, porque son ejemplo de vida para las generaciones actuales y futuras. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org